25 de enero de 2013

El consejero de Educación, Cultura y Turismo ha informado hoy en Consejo de Gobierno sobre la regulación, mediante una Orden que se publica hoy en el BOR, del desarrollo del módulo profesional de Proyecto de los ciclos formativos de grado superior de Formación Profesional del sistema educativo riojano.

Gracias a esta regulación, el módulo de Proyecto se incorpora al contenido académico de los ciclos de FP, con el objetivo de que los alumnos apliquen los conocimientos adquiridos durante su formación en un caso real, que les sirva de preparación para su vida laboral.

El proyecto deberá ser desarrollado por los alumnos, que recibirán un apoyo de sus profesores a través de tutorías, pero además tendrán que defenderlo ante un tribunal que planteará cuestiones sobre el mismo, por lo que deberán mostrar su habilidad para resolver problemas y su capacidad para explicar en detalle el contenido del proyecto.

Los departamentos de cada familia profesional diseñarán un proyecto para cada alumno, aunque los estudiantes también podrán realizar propuestas, según sus preferencias. Los proyectos podrán ser de tipo documental, de innovación y de gestión y deberán estar basados en situaciones reales o simuladas, así como desarrollar una serie de actividades que se estructuren en un plan de trabajo.

Los alumnos recibirán tutorías tanto individuales como colectivas. Las colectivas estarán dirigidas por el tutor, con el objetivo de familiarizar al estudiante con el método del proyecto, concretar los aspectos formales que debe contener, así como orientar al alumnado sobre las acciones a realizar y ayudarles en la toma de decisiones. Asimismo, en la tutoría individual los profesores orientarán y asesorarán al alumnado en el proceso de desarrollo del proyecto, en la toma de decisiones, en el tratamiento de temas y en la forma de presentación, comprobando que los proyectos cumplan las condiciones indicadas, evaluando y calificando el módulo profesional.

El profesorado fijará las fechas de entrega y de exposición o defensa de los proyectos, que quedarán registrados en el departamento de la familia profesional del centro educativo, por lo que se fomentará la creación de un fondo documental a partir de proyectos originales, conservando la información más importante.

En la evaluación del proyecto se tendrán en cuenta los aspectos formales (presentación, estructura documental, organización y redacción), los contenidos (el grado de resolución de la propuesta, la originalidad, las alternativas presentadas y los resultados obtenidos) y la exposición y defensa (calidad de la exposición oral y de las respuestas a las preguntas planteadas por el tribunal).

Para desarrollar el proyecto será necesario matricularse en el módulo profesional de Centros de Trabajo (o bien haberlo superado), ya que ambos módulos se desarrollarán simultáneamente en el tercer trimestre del año académico en que se realice el segundo curso de los ciclos formativos.