14 de diciembre de 2012

El Gobierno de La Rioja ha aprobado un decreto para regular las comunicaciones y notificaciones electrónicas con los ciudadanos, así como las comunicaciones entre los diferentes órganos y unidades del sector público de la Comunidad Autónoma de La Rioja y de éste con otras administraciones.

Este decreto contribuirá a mejorar el funcionamiento interno de las Administraciones Públicas, incrementando la eficacia y la eficiencia de las mismas mediante el uso de las tecnologías de la información y fomentando la simplificación de los procedimientos administrativos. Del mismo modo, reconoce a los ciudadanos el derecho a relacionarse con dichas Administraciones por medios electrónicos y establece que las comunicaciones entre Administraciones se realicen preferentemente por dichos medios. De esta forma se pretende avanzar hacia la comunicación sin papeles entre Administraciones.

Para la implementación de este proceso se han elaborado dos proyectos, uno destinado a permitir las comunicaciones internas de forma electrónica, y un segundo dirigido a posibilitar las comunicaciones con los ciudadanos a través de las notificaciones electrónicas.

En lo que se refiere al primero de estos proyectos, ya se presentó en el mes de abril el programa ABC, un sistema telemático de comunicaciones internas que mediante el uso de la firma electrónica permite transmitir y recibir documentación oficial interna de forma telemática. Este sistema permite dejar constancia de la transmisión y recepción de las comunicaciones y de sus fechas e identificar fidedignamente tanto al remitente como al destinatario.

Dentro de este mismo proyecto los órganos de la Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja, sus organismos públicos y entidades de derecho público, cuando los medios técnicos lo permitan, utilizarán preferentemente medios electrónicos en las comunicaciones con otras Administraciones Públicas y adoptarán las medidas necesarias para garantizar las condiciones de dichas comunicaciones suscribiendo, a tal efecto, los convenios necesarios.El segundo de los proyectos posibilita las comunicaciones con los ciudadanos a través de las notificaciones electrónicas que conllevará reducir los tiempos de tramitación. Los cuidadanos podrán elegir la manera de comunicarse con la Administración y sus organismos públicos dependientes, sea a no por medios electrónicos. De igual manera los entes públicos utilizarán medios electrónicos en sus comunicaciones con los ciudadanos, siempre que así lo hayan solicitado o consentido expresamente. En ambos casos, las comunicaciones serán válidas siempre que exista constancia de la transmisión y recepción, de sus fechas, del contenido íntegro de las comunicaciones y se identifique fidedignamente al remitente y al destinatario de las mismas.

Este sistema de comunicación supone grandes ventajas, entre las que destacan el ahorro de papel, sobres y gastos postales, por un lado, y de tiempo en la tramitación de expedientes entre diferentes departamentos y Administraciones, por otro. Además, fomenta el uso generalizado de certificados digitales por parte de todos los funcionarios, lo que supondrá una reducción de documentos.

La puesta en marcha de estos proyectos no genera en sí misma coste económico alguno puesto que ha sido la Dirección General de Tecnologías de la Información y la Comunicación la encargada de elaborar todas las aplicaciones informáticas.