6 de noviembre de 2015

El Gobierno de La Rioja ha redoblado su compromiso con las familias que tienen dificultades económicas para afrontar el pago del alquiler de su vivienda y ha aprobado el presupuesto para prorrogar las ayudas a los inquilinos concedidas en 2014. La Dirección General de Urbanismo y Vivienda destinará 1,1 millones de euros a esta convocatoria, cuyo objetivo es facilitar el acceso a la vivienda a estas familias y reducir el esfuerzo económico para pagar la renta cada mes.

Los 771 beneficiarios en 2014 podrán solicitar la prórroga de las ayudas, siempre y cuando cumplan los requisitos. El año pasado el presupuesto ascendió a 1,19 millones de euros y cada familia recibió una ayuda media de 129 euros al mes (1.539 euros al año), cantidad que permitió sufragar alrededor del 40% de la renta (323 euros de media).

El Boletín Oficial de La Rioja detallará en los próximos días el plazo para la presentación de las solicitudes y los requisitos y la documentación que se precisa. Los modelos de las solicitudes estarán disponibles en la Dirección General de Vivienda (Edificio de la Beneficiencia, C/ Marqués de Murrieta, 76, en Logroño), las oficinas del Servicio de Atención al Ciudadanos y en la web del Gobierno riojano.

Las ayudas al alquiler constituyen el programa prioritario de Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016. La prórroga de las ayudas a inquilinos concedidas en 2014 se suma a las recientes ayudas al alquiler de vivienda que se han otorgado recientemente a nuevas familias. En este caso, se han concedido 588 ayudas por un importe de 920.000 euros. El importe medio de la ayuda asciende a 130 euros al mes (1.565 euros al año) y contribuye a afrontar con mayores garantías el pago mensual del alquiler (326 euros de media).

Requisitos

Los beneficiarios deberán tener nacionalidad española o residencia legal en España y los ingresos de la unidad familiar deben ser inferiores a 18.637 euros o 22.365 euros en el caso de contar con cargas familiares. El precio del alquiler de su vivienda podrá ser de hasta 450 euros al mes y el esfuerzo económico para afrontar la renta deberá ser superior al 25%. Además, deben estar al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.