2 de julio de 2010

La Consejera de Servicios Sociales, Sagrario Loza, ha dado cuenta hoy al Consejo de Gobierno del ejercicio de acciones judiciales relativas a la reclamación de cantidades al Ministerio de Sanidad y Política Social, correspondientes a la prestación del servicio de teleasistencia, cantidades que deberían haberse recibido en concepto del denominado nivel mínimo de protección garantizado a los beneficiarios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia que mensualmente ingresa el Gobierno de La Rioja por parte del Gobierno central.

En concreto, el Gobierno de La Rioja ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 9, de Madrid, contra la Dirección General del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), por el que se reclama el abono de 37.203,82 euros correspondientes al servicio de teleasistencia que aún no han sido satisfechos por parte del Ministerio de Sanidad y Política Social. Dicho recurso fue admitido a trámite el pasado 24 de junio.

La mencionada reclamación de cantidades tiene su fundamento en que el servicio de teleasistencia aludido es un servicio por sí mismo, tal y como establece en su artículo 22 la Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, y en ningún caso, tiene sentido darle un tratamiento de servicio complementario, tal y como pretende mantener el citado Instituto.

Tres meses antes, el 24 de marzo de 2010, el Gobierno de La Rioja presentó un requerimiento previo a la vía judicial para la reclamación de las cantidades correspondientes al servicio de teleasistencia, que fue rechazado por el Ministerio de Sanidad y Política Social al no pronunciarse éste expresamente dentro del mes siguiente a su recepción. Por ello, Sagrario Loza autorizó a la Dirección General de Servicios Jurídicos para ejercitar acciones judiciales en defensa de los intereses de La Rioja.

El servicio de teleasistencia es un servicio de carácter social que permite, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático específico, apoyar la permanencia en su domicilio de aquellas personas que se hallen en situación de dependencia, proporcionándoles una serie de atenciones personalizadas que puedan mejorar sus condiciones de seguridad y compañía en la vida cotidiana, potenciar su independencia y su autonomía personal, y facilitar la integración en su entorno habitual de convivencia. El programa tiene cobertura las 24 horas todos los días del año.

En la actualidad, unos 1.350 riojanos se benefician de este servicio, que en La Rioja es gratuito y compatible con otros recursos, como la ayuda a domicilio o el servicio de centro de día.

En el periodo 2009-2013, la Consejería de Servicios Sociales destinará 5,3 millones de euros para la prestación del servicio de teleasistencia, de los cuales 1,15 millones corresponderán a 2010.