12 de septiembre de 2014

El Consejo de Gobierno ha aprobado, a petición de su presidente, el acuerdo para el reintegro parcial de forma inmediata de la paga extraordinaria aplazada por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, que se hará efectivo el próximo 15 de septiembre.

Este acuerdo llega tras las negociaciones mantenidas por el Gobierno de La Rioja con los sindicatos representados en la Mesa General de Negociación (UGT, CSIF, CCOO, STAR, FSES) en la que se acordó por unanimidad que todos los empleados públicos de la Administración riojana recibirán una entrega a cuenta de la paga extraordinaria aplazada de forma provisional en 2012. Y de esta forma, el Ejecutivo riojano pone de manifiesto su voluntad negociadora y cumple en el menor plazo posible uno de los compromisos anunciados por el Presidente del Gobierno de La Rioja durante el Debate del Estado de la Región.

Esta medida beneficiará a todo el personal al servicio de la Administración General y de los organismos autónomos que se encontraran en activo en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 20/2012. En total, la medida afectará a unos 11.000 empleados públicos de la Comunidad Autónoma y se destinarán 4,8 millones de euros para ello.

Para poder hacer frente a esta partida económica no prevista en los presupuestos del 2014, el Gobierno de La Rioja ha dispuesto de los ahorros económicos que están aportando la continua búsqueda de eficiencias en la administración con la aplicación de la contratación centralizado, la administración electrónica y el menor gasto en el pago de la deuda, entre otros aspectos.

Por otro lado, durante el año 2015 el Gobierno de La Rioja negociará la forma y plazos en que se realizará la devolución de la cuantía restante.

De esta forma, el Ejecutivo riojano pone de manifiesto su disposición por favorecer el diálogo social y la negociación colectiva y su compromiso de mejorar las condiciones de los empleados públicos. Además, se da cumplimiento con uno de los compromisos adquiridos por el presidente regional durante el pasado Debate del Estado de la Región.

Asimismo, con esta decisión el Gobierno regional quiere reconocer la importante aportación de los empleados públicos que con su trabajo contribuyen al desarrollo de la comunidad y el esfuerzo que han tenido que realizar para ayudar a salir de la crisis y emprender la senda de la recuperación.