23 de junio de 2006

El Gobierno de La Rioja ha decidido interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica parcialmente la Ley de Montes, por considerar que invade competencias autonómicas.

El Ejecutivo riojano, teniendo en cuenta un dictamen del Consejo Consultivo de La Rioja, ha adoptado esta decisión por considerar que la nueva redacción dada al apartado 1 del artículo 50, en lo relativo a la prohibición del cambio de uso forestal durante al menos treinta años de los terrenos incendiados, puede ocasionar una invasión de las competencias de la Comunidad Autónoma.

El recurso se fundamenta en que la nueva redacción de esta ley estatal puede entrar en contradicción con artículos del Estatuto de Autonomía de La Rioja:

- 9.11. Competencia de desarrollo legislativo y ejecución, en el marco de la legislación básica del Estado, en materia de montes, aprovechamiento y servicios forestales, vías pecuarias y pastos.

- 9.1. Competencia en materia de protección del medio ambiente, normas adicionales de protección del medio ambiente y del paisaje, espacios naturales protegidos y protección de ecosistemas.

- 8.1.16. Competencia exclusiva en materia de ordenación del territorio.

El recurso del Gobierno entiende que el mínimo impuesto para el cambio de uso puede entrar eventualmente en colisión con competencias autonómicas, unas exclusivas en lo referente a la ordenación del territorio, y otras compartidas, de desarrollo y ejecución de la legislación básica del Estado en materia de protección del patrimonio forestal. El Gobierno de La Rioja mantiene que la prohibición del cambio de uso forestal por razón de incendios ya venía recogida de forma adecuada en la Ley de Montes estatal aprobada hace tres años, que indicaba que las Comunidades Autónomas determinarían los plazos para hacer efectiva esta prohibición.

Además, la legislación autonómica es más restrictiva e impide, específicamente, el cambio de uso con fines urbanísticos tras un incendio forestal. El Reglamento de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de La Rioja, de 4 de noviembre de 2003, ya establecía en su artículo 60.5 que "en ningún caso se podrá recalificar urbanísticamente un terreno que haya sufrido un incendio forestal, así como tampoco se podrá transformar en suelo agrícola durante los veinte años siguientes, destinarlos a actividades extractivas durante los diez años siguientes ni dedicarlos al pastoreo durante los cinco años siguientes a haberse producido dicho incendio".

No obstante, éste no es el único aspecto que preocupa al Gobierno de La Rioja de la nueva redacción de la Ley de Montes. En concreto, en relación con el uso de las pistas forestales, se entiende que los límites que se establecen podrían afectar al uso turístico de las pistas forestales, más aún cuando prácticamente la totalidad de los caminos forestales son gestionados por la Comunidad Autónoma.