30 de octubre de 2015

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Decreto por el que se declara de utilidad pública y urgente la ejecución del proyecto de la concentración parcelaria de la zona Autol, que afectará a una superficie de 2.000 hectáreas y a unos 500 propietarios, según las estimaciones iniciales. El Gobierno de La Rioja asumirá el coste de esta actuación.

El Ayuntamiento de Autol acordó solicitar a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente el inicio del procedimiento de concentración parcelaria en la sesión plenaria celebrada el 3 de julio de 2014. El escrito de la petición estaba respaldado por las firmas de 258 propietarios. En ese momento, se procedió a la apertura de un periodo de información pública durante un mes en el que no se presentó ninguna alegación por parte de propietarios que se opusieran al proyecto.

La concentración parcelaria tiene como finalidad la ordenación de la propiedad rústica y la mejora de las explotaciones agrarias mediante un aumento del tamaño de las fincas y la reducción del número de parcelas por explotación. El incremento de la superficie, unido a la mejora de infraestructuras y caminos, favorece la reducción de los costes de producción y una mayor competitividad de las explotaciones.

La concentración parcelaria en La Rioja

Desde la publicación del primer Decreto de concentración parcelaria en 1958, en La Rioja se ha actuado en 55 zonas, ordenando 55.812 hectáreas pertenecientes a 20.659 propietarios. El número de parcelas concentradas ha sido de 236.003, que han dado lugar a 35.592 nuevas fincas de reemplazo.

En la actualidad, hay dos municipios inmersos en este proceso. En Bergasa ya han concluido las obras de los caminos, mientras que en Santa Engracia de Jubera se ha realizado la entrega provisional de las fincas de reemplazo.