17 de abril de 2015

La Consejería de Industria, Innovación y Empleo dedicará 700.000 euros a la convocatoria para este año de las ayudas a las organizaciones sin ánimo de lucro para la puesta en marcha de programas y actividades de orientación profesional para el empleo y asistencia para el autoempleo con el objetivo de mejorar las posibilidades de ocupación de los demandantes de empleo en La Rioja. Esta convocatoria de ayudas cuenta con cofinanciación del Fondo Social Europeo.

Se podrán beneficiar de estas subvenciones sindicatos, organizaciones empresariales, asociaciones, fundaciones o entidades que trabajan en el ámbito de la juventud y de la discapacidad. Para ello, deberán llevar a cabo acciones de información, orientación o acompañamiento que faciliten la inserción en el mercado laboral de los trabajadores desempleados o acciones de información, motivación o asesoramiento que permitan impulsar proyectos de autoempleo o emprendimiento. Gracias a esta colaboración con diferentes entidades se llega a un mayor número de personas demandantes de empleo. En la convocatoria anterior participaron en esta labor de orientación: UGT, USO, ASPREM, CSIF, YMCA, FOREM y el Consejo de la Juventud de Calahorra.

Estas acciones se centran principalmente en establecer un objetivo laboral adecuado al perfil profesional; planificar un itinerario de inserción laboral acorde a las necesidades y capacidades; dar a conocer las herramientas de búsqueda de empleo necesarias para realizar la búsqueda de forma autónoma; informar sobre la situación del mercado laboral, de ofertas de empleo y de formación.

Los destinatarios de estas acciones serán los demandantes inscritos en las Oficinas de Empleo de La Rioja y se ponderarán las acciones dirigidas a los colectivos considerados como prioritarios en el Plan de Empleo de La Rioja, que son los jóvenes y desempleados de larga duración mayores de 45 años; y aquellas que promuevan un empleo estable o la recualificación profesional de los desempleados. También se tendrán en cuenta los programas orientados a paliar las situaciones de paro de larga duración entre discapacitados y beneficiarios de medidas de protección de desempleo con responsabilidades familiares o en riesgo de exclusión social.

Entre las acciones que prestan los orientadores destacan las tutorías individuales o los grupos de información profesional para el empleo y las sesiones de apoyo al autoempleo. También incluye los puntos de información y orientación, que son espacios comunes destinados a la auto-información así como a la información e impartición de contenidos sobre la búsqueda de empleo utilizando las nuevas tecnologías que cuentan con la asistencia de un técnico especializado en orientación.