18 de junio de 2010

El Gobierno de La Rioja ha destinado más de 2,5 millones de euros a Grañón en la presente Legislatura a través de distintas inversiones, subvenciones y contratos de obras, servicios y suministros.

La actuación más destacada del Ejecutivo riojano en la localidad ha sido la construcción de la nueva estación depuradora de aguas residuales, que presta servicio a una población equivalente de 1.600 habitantes y ha supuesto una inversión de más de 1,2 millones de euros.

La planta, que comenzó a funcionar en período de prueba a finales de 2009, está situada en la margen izquierda del río Villar, aguas abajo del núcleo urbano, y recibe el vertido del municipio a través de un colector de hormigón armado de 400 milímetros de diámetro y 1.150 metros de longitud.

La depuradora de Grañón es una instalación de tratamiento biológico mediante proceso de lechos bacterianos en baja carga y está preparada para tratar un caudal medio diario de 240 metros cúbicos de agua residual.

Otra de las inversiones más significativas ha sido la construcción de las nuevas piscinas municipales de la localidad, que fueron inauguradas en el verano de 2008. El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, aportó 263.687 euros a los trabajos, que contaron con un presupuesto total de 374.911 euros.

Las obras consistieron en la construcción de un edificio de servicios, dotado de filtros y equipos de tratamiento de aguas, reguladores de cloro y PH, bombas dosificadoras y tuberías. La piscina de adultos tiene unas dimensiones de 22 x 11 metros, y la de los niños, de forma redonda, tiene 7 metros de diámetro. Tanto el fondo como las paredes están realizados con hormigón granitado de 20 centímetros de espesor. Las paredes están revestidas con plaquetas de gres porcelánico y los suelos, con antideslizante.

Asimismo, el Gobierno regional ha invertido ya en Grañón más de 230.000 euros en el Plan de Abastecimiento del Oja-Tirón, un proyecto que forma parte de una actuación global que facilitará a los más de 40 municipios de las comarcas de Haro y Santo Domingo de la Calzada disponer de agua potable. La estación potabilizadora estará ubicada en Ezcaray y, desde allí, el agua llegará a las localidades a través de una extensa red de tuberías.

En la nómina de inversiones hay que añadir, entre otras, la restauración de los retablos laterales de la iglesia parroquial de San Juan Bautista (23.600 euros); el acondicionamiento de la parada de autobús (14.600 euros); la renovación de redes y pavimentación de calles (más de 100.000 euros); la restauración de la fuente (16.140 euros); el acondicionamiento de caminos (65.000 euros); la reforestación de terrenos (50.000 euros) y la mejora del acceso al cementerio (14.900 euros).

Además, para este año 2010 está prevista una ayuda de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de 65.000 euros para cubrir el frontón municipal.