19 de diciembre de 2014

El Consejo de Gobierno ha aprobado el gasto correspondiente al contrato del servicio de mantenimiento integral de las instalaciones del Hospital San Pedro, por un importe global de 7.869.096 euros y un periodo de 36 meses a contar entre 1 de abril de 2015 y el 31 de marzo de 2018.

El contrato engloba los trabajos de gestión técnica, control y ajuste de funcionamiento del edificio e instalaciones, mantenimiento conductivo, preventivo, predictivo, correctivo y técnico-legal sobre los equipos, las instalaciones y la obra civil e infraestructuras urbanas existentes en el Hospital San Pedro.

Cabe recordar que el centro hospitalario, inaugurado en 2007, se asienta sobre la base de una amplia, diversa y compleja red de instalaciones de última tecnología que requiere un mantenimiento integral y multitécnico que optimice el funcionamiento de las mismas y prolongue su vida útil. Un eficiente servicio de mantenimiento asegura una absoluta fiabilidad en todos los procesos de producción y servicios del hospital, minimizando cualquier riesgo de avería o interrupción no programada.

Dado que el Servicio Riojano de Salud no dispone de la necesaria estructura para acometer la ejecución material de estos trabajos de mantenimiento, se hace necesaria la contratación de los mismos, lo que requiere una importante aportación de recursos, tanto humanos como tecnológicos.

Por ello, el contratista deberá adscribir a la prestación del servicio una plantilla mínima de 38 personas, de las cuales, al menos 22 serán técnicos con FPII; 5 oficiales de primera; y los 5 restantes, oficiales de segunda. A ellos hay que añadir otros 6 trabajadores para la estructura de gestión y mando.

La prestación de este servicio persigue, entre otros, los siguientes fines:

  • Realización de las tareas de mantenimiento integral y conducción de las instalaciones.
  • Plan de uso eficiente de la energía.
  • Agua, prevención y control de la legionelosis.
  • Permanente y correcta disponibilidad y operatividad de las instalaciones, reduciendo al mínimo las paradas por averías.
  • Implantación de mejoras y optimización de las instalaciones con fines de ahorro energético y material.
  • Garantía de la seguridad de los trabajadores y usuarios.

Tal y como figura en el pliego de prescripciones técnicas, entre las numerosas instalaciones objeto de mantenimiento cabe destacar las siguientes: instalación térmica y de producción de agua caliente sanitaria; central frigorífica; instalaciones eléctricas; ascensores y equipos elevadores; equipamiento de cocina central, oficios y salas de descanso; fontanería; saneamiento y depuración de aguas residuales; detección y extinción de incendios; vacío, gases medicinales y aire comprimido, industrial y medicinal; equipos de esterilización y desinfección; mantenimiento y conservación de la urbanización (43.240 metros cuadrados); mobiliario; y pintura general del edificio (mínimo, 2.000 metros cuadrados al año).

Como valor añadido, el contratista deberá realizar un significativo esfuerzo inversor para, entre otras cosas, evitar la obsolescencia de las instalaciones del Hospital San Pedro, cumplir con las normativas del sector y continuar con el Plan de Eficiencia Energética establecido en el Servicio Riojano de Salud y en particular en el Hospital San Pedro para el periodo 2014-2017.