4 de junio de 2010

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Íñigo Nagore, para la aprobación del gasto correspondiente a las ayudas dirigidas a los titulares de las explotaciones ganaderas para sufragar el tipo de interés de los préstamos suscritos para hacer frente al incremento de los costes de la alimentación animal, con el fin de aliviar las dificultades de tesorería que están atravesando.

De este modo, el Gobierno de La Rioja destinará 243.328 euros hasta el año 2015 a bonificar los tipos de interés de los préstamos solicitados por los ganaderos. Esta cantidad se financiará en cinco anualidades, por lo que el Ejecutivo regional aportará 30.640 euros en 2011, 60.882 euros en 2012, 60.782 euros en 2013, 60.682 euros en 2014 y 30.342 euros en 2015.

Por medio de una orden dictada en 2008, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural convocó esta línea de ayudas y concedió a los titulares de explotaciones ganaderas de La Rioja las subvenciones correspondientes al pago de interés de préstamos preferenciales bonificados, de las que se han beneficiado 107 ganaderos, que suscribieron sus hipotecas con seis entidades financieras por un importe de 3.034.120 euros.

Tras la reciente entrada en vigor de una orden del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino destinada a facilitar el acceso a la financiación, el Ejecutivo regional se ha visto obligado a modificar la norma que aprobó en 2008, con el fin de adecuarla a las nuevas condiciones e incrementar el apoyo a los titulares de los préstamos que se acogieron a las subvenciones de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

Por ello, de forma voluntaria, los ganaderos riojanos podrán solicitar la modificación de sus préstamos antes del 12 de julio o de la fecha de amortización de la anualidad correspondiente a 2010 y prolongar hasta en dos años más el periodo de amortización, pudiendo ser éstos de carencia para el pago del principal, en cuyo caso el plazo de amortización de los referidos préstamos se podrá prolongar hasta siete años, pudiéndose incluir en éste hasta tres años de carencia, según señala la orden.

Los préstamos subvencionables serán aquellos formalizados antes del 30 de junio de 2008 entre los ganaderos y las entidades financieras, por un importe principal o nominal de entre 6.000 y 40.000 euros por explotación. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural financiará a los ganaderos los intereses que se generen como consecuencia de la prolongación del plazo de amortización hasta en dos años.

Con esta línea de ayudas, el Gobierno de La Rioja pretende mejorar la competitividad de las explotaciones agrarias y contribuir a paliar el encarecimiento de los costes de producción, fundamentalmente de las materias primas destinadas a la alimentación, ante la imposibilidad de repercutir el incremento de dichos costes en el valor de la venta de los productos finales obtenidos en dichas explotaciones.