2 de mayo de 2014

El Consejo de Gobierno ha autorizado sendos gastos relativos a dos contratos necesarios para el desarrollo del servicio de atención temprana dependiente de Servicios Sociales, por un importe global de 209.070 euros.

El primero de los contratos, cuyo montante total asciende a 104.535 euros, tiene como objeto intervenir en aquellos casos de déficit o retraso en el desarrollo madurativo con el fin de efectuar una atención individualizada de carácter preventivo, asistencial y habilitador en la población infantil y su entorno, en Logroño. A su vez, el contrato se divide en dos lotes, uno de los cuales incidirá en aspectos físicos o afines de carácter motriz y otro, en aspectos sensoriales del lenguaje y la audición.

El plazo de duración del contrato será de dos años, prorrogable por otros dos, y se estima que se realizarán un número de sesiones anuales de 2.250, a razón de un importe por sesión de 23,23 euros.

Por otro lado, el segundo contrato, de igual cuantía y duración (104.535 euros y dos años prorrogables), tiene como objeto la intervención en atención temprana para trastorno generalizado, en centros o servicios de desarrollo infantil en Logroño. Con esta actuación se pretende, entre otros objetivos, reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del menor; optimizar, en la medida de lo posible, su desarrollo; y atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el menor.

Al igual que en el caso anterior, se calcula que se llevarán a cabo un máximo de 2.250 sesiones anuales con un coste cada una de ellas de 23,23 euros.

El Servicio de Atención Temprana está dirigido a dar respuesta a las necesidades que presentan los niños de entre 0 y 6 años con trastornos en su desarrollo o que están en riesgo de padecerlos, y cuenta en 2014 con un presupuesto total que ronda los 600.000 euros. La atención que reciben persigue facilitar el desarrollo armónico del niño integrado en su entorno y con el máximo grado de autonomía posible. En 2013 el servicio atendió a 585 niños, que recibieron un total de 30.698 sesiones.