14 de abril de 2000

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Salud y Servicios Sociales, suscribirá cinco convenios marco de cooperación con sendas Mancomunidades para colaborar en la financiación de los gastos del personal que atiende los servicios sociales de dichas agrupaciones, lo que supone una inversión superior a los 15 millones de pesetas. La importancia de estos acuerdos radica en el hecho de que las cinco Mancomunidades agrupan a 59 municipios que tienen más de 33.000 habitantes.

Las Mancomunidades que firmarán los Convenios son las de Cuenca del Cidacos, Pueblos del Moncalvillo, Alhama-Linares, Rioja Alta y Alto Iregua, las cuales costearán, a partes iguales con el Gobierno de La Rioja, el sueldo de los trabajadores sociales (excepto en el caso de la Mancomunidad del Alto Iregua, en el que el Ejecutivo sufraga el 70%). El Gobierno se ocupará, además, de los gastos de desplazamiento.

Estos Convenios, cuya vigencia económica abarca del 1 de enero de 2000 al 31 de diciembre de 2003, nacen del compromiso del Ejecutivo de garantizar, por su importancia, la prestación de los servicios sociales de base en toda la Comunidad Autónoma, colaborando en su establecimiento y desarrollo.

Entre las funciones esenciales de los trabajadores sociales que prestan servicios de base destacan informar a las personas sobre los derechos y recursos del sistema de Servicios Sociales; elaborar programas y desarrollar actuaciones de apoyo a la unidad familiar; proporcionar recursos y medios para la integración social de personas, familias y grupos, dando prioridad a la prevención de la marginación; realizar programas de sensibilización sobre las necesidades sociales y gestionar las prestaciones sociales.

Además, se encargan de coordinar los servicios de protección social (sanitarios, educativos, laborales, urbanísticos, culturales, deportivos y medioambientales, entre otros), que incidan en su ámbito territorial; promover la convivencia impulsando medidas de alojamiento temporal o permanente a personas carentes de hogar o con problemas de convivencia; detectar las necesidades sociales, y realizar diagnósticos y tratamientos sociales de carácter individual y grupal en su ámbito territorial.

El Convenio entre el Gobierno de La Rioja y la Mancomunidad de la Cuenca del Cidacos estipula que ambas instituciones abonarán más de 3,9 millones de pesetas para las retribuciones de dos trabajadores sociales y, además, la Consejería de Salud y Servicios Sociales asumirá el coste previsto de los desplazamientos, unas 288.848 pesetas. Los municipios que forman esta Mancomunidad son Arnedillo, Bergasa, Bergasillas, Enciso, Herce, Munilla, Muro de Aguas, Préjano, Quel, Santa Eulalia Bajera, Villarroya y Zarzosa.

El Convenio con la Mancomunidad de Moncalvillo contempla una aportación tanto de la Consejería como de los municipios de 2,4 millones, así como 130.356 pesetas para desplazamientos con cargo al Gobierno regional. Dos trabajadores sociales prestan servicio a las localidades de Cenicero, Daroca de Rioja, Entrena, Fuenmayor, Hornos de Moncalvillo, Medrano, Navarrete, Sojuela, Sotés, Torremontalbo y Ventosa.

El Convenio con la Mancomunidad del Alhama-Linares, que beneficiará a los habitantes de Cervera, Aguilar, Cornago, Grávalos, Igea, Navajún y Valdemadera, prevé que cada parte destine casi 2,7 millones a los sueldos de dos trabajadores sociales, así como un desembolso de 192.192 por parte de la Consejería para afrontar los gastos de desplazamientos.

El Gobierno de La Rioja y la Mancomunidad de Rioja Alta aportarán, cada una, casi 2 millones para el trabajador social de la zona, además de prever 130.368 para desplazamientos. Ábalos, Baños de Rioja, Briñas, Briones, Castañares de Rioja, Cidamón, Hervías, Ollauri, Rodezno, San Asensio, San Torcuato y San Vicente de la Sonsierra son los municipios que forman esta Mancomunidad.

Finalmente, el Convenio con la Mancomunidad del Alto Iregua establece que el Gobierno riojano destinará casi 3 millones de pesetas a costear el 70% del sueldo del trabajador social y 285.600 pesetas a los gastos de desplazamiento. Esta Mancomunidad está formada por Almarza, El Rasillo, Gallinero, Lumbreras, Nestares, Nieva, Ortigosa, Pinillos, Pradillo, Torrecilla en Cameros, Viguera, Villanueva y Villoslada de Cameros.