11 de marzo de 2011

El Gobierno de La Rioja ha autorizado un gasto de 1.526.494 euros para la prórroga, hasta el 31 de diciembre de 2014, del servicio de Transporte Rural que, desde 2003 es realizado por la empresa riojabajeña Automóviles del Río Alhama (Arasa).

Esta asignación permitirá sufragar el déficit de explotación estimado del servicio de Transporte Rural, el tercer pilar sobre el que se apoya la política de movilidad pública del Gobierno de La Rioja. Este déficit asciende a 381.623,43 euros anuales.

La prórroga de este servicio, que entró en vigor el pasado 1 de enero y que expira el 31 de diciembre de 2014, radica en la necesidad de garantizar el transporte público entre las pequeñas localidades riojanas y sus cabeceras de comarca, donde se concentran los servicios administrativos, educativos y sanitarios.

En la actualidad, el Transporte Rural satisface las necesidades de movilidad pública de unos 6.000 habitantes de una cincuentena de pueblos y aldeas de nuestra región. El servicio, gestionado por Arasa, opera con cinco líneas que actúan en la comarca de Haro, Santo Domingo, Nájera, Arnedo y Cameros.

Con esta actuación, el Gobierno riojano persigue la mejora de la eficiencia de un servicio que utilizan unos 18.000 riojanos. De esta forma se renovará la flota de autobuses que cubren las cinco líneas en funcionamiento, de manera que se verá incrementada la comodidad y seguridad de los usuarios. Igualmente se introducirá el Sistema de Ayuda a la Explotación que permitirá modernizar y mejorar la gestión del Transporte Rural.