21 de mayo de 2004

El Gobierno de La Rioja, en nombre de todos los riojanos, desea a Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y a Doña Letizia Ortiz Rocasolano la máxima felicidad y prosperidad en el ilusionante proyecto de vida compartida que iniciarán mañana.

Con este deseo sincero, las riojanas y los riojanos queremos dejar patentes los vínculos de afecto y de reconocimiento al compromiso de servicio para cimentar una sociedad libre, justa, democrática y próspera que nos une con la Corona.

El enlace de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y Doña Letizia Ortiz Rocasolano, al que asistirá el Presidente de la Comunidad de La Rioja en representación de todos los riojanos, supone, sin duda, la garantía más firme de proyección hacia el futuro de una Institución que ha sabido liderar el proceso de modernización protagonizado por la sociedad española en los últimos años.

Los riojanos nos sumamos a las celebraciones con una alegría que evidencia la renovación de la vinculación que esta tierra ha mantenido siempre con la Corona. Una vinculación que ha sido manifiesta en todos y cada uno de los miembros de la Casa Real y especialmente intensa en el caso de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias. Su interés por conocer personalmente la sociedad riojana y su implicación, como Presidente de Honor de la Fundación San Millán de La Cogolla, en la promoción de nuestras principales señas de identidad -el castellano y su cuna emilianense, además del vino-, hacen que el afecto que hoy sentimos sea especial.

Y una vinculación que encontrará su mejor continuidad en la joven pareja contrayente, cuya preparación, experiencia e implicación personal les aportan unas condiciones inmejorables para asumir los nuevos retos que tiene por delante una sociedad moderna, incorporada plenamente al ámbito europeo y comprometida con los valores en los que se ha de asentar el desarrollo de la humanidad.

El sábado, todos los riojanos estaremos de corazón junto a Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y a Doña Letizia Ortiz Rocasolano, junto a Sus Majestades los Reyes y junto a los ciudadanos de Madrid expresando nuestros mejores augurios y nuestros deseos de felicidad. Felicidad que confiamos en que se proyecte también a España y a los españoles.