23 de noviembre de 2012

El BOR publica hoy la regulación de este nuevo procedimiento que favorece el acceso a un puesto de trabajo de personas en riesgo de exclusión social

El Boletín Oficial de La Rioja publica hoy las bases reguladoras para la concesión de ayudas a empresas, entidades privadas y entidades locales que contraten a personas en situación de desempleo y que actualmente reciben el Ingreso Mínimo de Inserción. La iniciativa, promovida por la Consejería de Salud y Servicios Sociales, persigue favorecer el acceso de los perceptores de IMI a un puesto de trabajo como paso ineludible para lograr su verdadera inclusión social.

Los requisitos y obligaciones que deben cumplir las entidades contratantes para acogerse a estas ayudas se han establecido de forma que garanticen que la contratación suponga un aumento real de efectivos en la platilla y permitan la inserción social del nuevo trabajador. Por este motivo, el periodo mínimo de contratación del trabajador será de 6 meses y se exigirá que éste lleve por lo menos dos percibiendo el IMI. También se ha previsto que en el supuesto de que el contrato finalice de forma anticipada por despido reconocido o declarado improcedente, la empresa deberá devolver de forma íntegra la subvención que hayan recibido.

Las contrataciones tampoco podrán suponer la sustitución de personal con contrato en vigor en las entidades contratantes, salvo en el caso de sustitución de personal en el supuesto de Incapacidad laboral temporal (ILT).

No serán objeto de subvención las contrataciones realizadas con trabajadores que, en los veinticuatro meses anteriores a la fecha de la contratación, hubiesen prestado servicios en la misma empresa, grupo de empresas o entidad mediante un contrato por tiempo indefinido.

Asimismo, quedan excluidas las entidades que en los doce meses anteriores a la fecha del inicio del contrato subvencionable hayan extinguido -por despido reconocido o declarado improcedente, o por despido colectivo o extinción del contrato por causas objetivas en el supuesto del artículo 52 c) de la Ley del Estatuto de los Trabajadores- contratos indefinidos en los centros de trabajo de la entidad ubicados en La Rioja. La exclusión afectará al número de contratos igual al de las extinciones producidas.

La cuantía de la ayuda que recibirán los contratantes será igual a la cuantía del Ingreso Mínimo de Inserción (372,76 euros) y estará destinada a la retribución salarial neta de los perceptores del IMI que hayan contratado. Las empresas interesadas en contratar a perceptores del IMI deberán dirigirse a la Dirección General de Formación y Empleo, que tendrá un listado con los perfiles profesionales de las personas que actualmente reciben esta ayuda.

Según los cálculos que han realizado los técnicos de la Consejería de Salud y Servicios Sociales, el coste de contratación puede reducirse para las empresas entre el 42 y el 83%, dependiendo de otras bonificaciones que puedan recibir por parte de la Seguridad Social y que variarán en función del perfil del contratado. Eso sí, el importe de las subvenciones no podrá ser de tal cuantía que, aislada o en concurrencia con otras, supere el cien por cien de los gastos totales (salarios y seguridad social) derivados de la contratación del beneficiario de la ayuda.

La jornada de trabajo se extenderá, al menos, al número de horas que proporcionalmente corresponda a la cantidad percibida como subvención, de acuerdo con la categoría profesional y salario establecido en el convenio colectivo aplicable.

Una medida que puede beneficiar a 982 perceptoresEl Ingreso Mínimo de Inserción es una ayuda económica que Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja destina a aquellas personas que necesitan de intervención social para su inserción socio-laboral. Actualmente, en La Rioja hay 982 perceptores de IMI.