17 de septiembre de 2010

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto por el que se crea el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Aceite de La Rioja como órgano de gestión de la mencionada figura de calidad y se aprueba el reglamento por el que se regula y se protege esta denominación de origen.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Aceite de La Rioja se crea como "una corporación de derecho público con personalidad jurídica propia, plena capacidad de obrar y autonomía económica y de gestión". Se constituirá en el plazo de un año desde la publicación del Decreto en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR).

La norma establece que quedarán protegidos con la Denominación de Origen Protegida Aceite de La Rioja "los aceites de oliva virgen extra, tradicionalmente designados bajo esta denominación geográfica, que reúnan las características y cumplan las condiciones de este reglamento y de la legislación vigente".

El Consejo Regulador estará encargado de "la defensa de la Denominación de Origen Protegida, la aplicación de su reglamento, la vigilancia del cumplimiento del mismo, así como el fomento y control de la calidad del producto amparado".

El Consejo Regulador creará un registro de operadores de la denominación, tanto productores como elaboradores y envasadores.

El Decreto establece que corresponderá al Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura, Alimentación y Desarrollo Rural, la supervisión y superior inspección del correcto funcionamiento, así como la potestad sancionadora.

El Consejo Regulador elaborará un manual de calidad y procedimientos, con los requisitos técnicos que deben cumplir las instalaciones para su inscripción en el registro de esta denominación y para la certificación del producto como amparado, los distintivos de garantía autorizados y los requisitos mínimos de control a los que debe someterse cada operador inscrito.

La zona de producción (conservación, extracción y envasado) abarcará toda La Rioja.

Para la elaboración de los aceites protegidos se emplearán exclusivamente las variedades de aceituna Redondilla o Redondal, Arbequina, Empeltre, Macho o Machona, Negral, Royal o Royuelo, Hojiblanca, Arroniz, Verdial, Picual, Conicabra, Manzanilla y Blanqueta, prohibiéndose el uso de variedades transgénicas.

El Consejo Regulador podrá proponer que sean autorizadas nuevas variedades que produzcan aceites de oliva "de calidad, que puedan ser similares a los aceites tradicionales de la zona".

Las prácticas de cultivo serán las tradicionales. El Consejo Regulador podrá determinar la fecha de comienzo de la recolección y de su terminación "para que el fruto esté en su conveniente grado de madurez".

El Consejo Regulador podrá establecer cada año el plazo máximo de tiempo que puede mediar entre la recolección de cada partida de aceituna y la extracción de su aceite, que "nunca superará las 48 horas".

El aceite amparado será expedido al mercado debidamente etiquetado, con un distintivo o precinto numerado, en el que figure el nombre de la denominación y su logotipo.

El pleno del Consejo Regulador estará constituido por un presidente, un vicepresidente, cuatro vocales en representación del sector productor, otros cuatro vocales en representación del sector elaborador y dos representantes nombrados por la Consejería. Serán miembros de la corporación los operadores inscritos en el registro, siendo electores y elegibles para formar parte de los órganos de gobierno.