11 de noviembre de 2011

El Gobierno de La Rioja tiene previsto completar su red de atención a pacientes de larga estancia con la apertura del centro sociosanitario Nuestra Señora Virgen del Carmen de Calahorra, prevista para el primer trimestre del año 2012. Este nuevo centro, ubicado en junto a la Fundación Hospital de Calahorra y la residencia de personas mayores Los Manitos, atenderá a enfermos crónicos, personas mayores enfermas y otras personas, que con independencia de su edad y, una vez superada la primera fase de recuperación en un hospital, precisan cuidados sanitarios durante un amplio periodo de tiempo.

Este centro contará con 75 plazas, que se unirán a las que en la actualidad se encuentran disponibles en las residencias Los Jazmines de Haro, con 75 plazas, y Valvanera de Logroño, con 29 plazas. Entre todas conformarán un total de 179 plazas para pacientes de larga estancia. Nuestra Señora Virgen del Carmen atenderá a los usuarios de la zona de Cervera del Río Alhama, Alfaro, Calahorra y Arnedo.

Las obras de construcción de estas instalaciones, con una inversión aparejada de 5.361.737 euros, avanzan a buen ritmo. En concreto, las tareas se centran en estos momentos en la implantación de un sistema de geotermia con el que se estima reducir en un 60% el gasto en energía. Para ello, los técnicos están realizando perforaciones en el terreno que permitirán colocar hasta tres kilómetros de tuberías en el subsuelo y, de esta forma, aprovechar la temperatura estable del agua en el subsuelo para suministrar calor en invierno y refrigerar en verano. El presupuesto para este sistema geotérmico supera la cifra de 200.000 euros.

El Gobierno de La Rioja adjudicó a la Sociedad Policlínico de Valvanera, perteneciente al Grupo Viamed, la construcción y gestión de este centro sociosanitario. Esta firma se encargará de la explotación del centro durante un periodo de 25 años hasta el 31 de julio de 2036, con opción de prórroga hasta el año 2051. El Gobierno regional concertará las 75 plazas del centro, garantizando 26.837 estancias al año, el 90% de las cuales incluyen el servicio de rehabilitación.

Características del centro sociosanitario de Calahorra

El centro sociosanitario Nuestra Señora Virgen del Carmen dispondrá de una superficie total de 4.775,50 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas. La planta baja albergará el acceso, la admisión, la administración, así como diferentes consultas, despachos, farmacia y salas de rehabilitación y fisioterapia. En las plantas primera y segunda se ubicarán 38 habitaciones dobles y una individual y los espacios de estar de los familiares y pacientes, terrazas exteriores, así como la zona de enfermería. El sótano se dedicará principalmente a espacios de servidores (instalaciones eléctricas, centro de transformación, vestuarios, cocina, almacenes y archivos). El centro contará además con una terraza (solarium) para uso de los pacientes. Las instalaciones albergarán los servicios del 061 de Calahorra, ya que se va a reservar un espacio diáfano de alrededor de 300 metros cuadrados a disposición de la Consejería de Salud y Servicios Sociales.

El número de trabajadores relacionados directa o indirectamente con el centro de convalecencia será de 75, distribuidos entre administrativos, médicos, enfermeras, auxiliares de clínica, fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales, farmacia, auxiliares de farmacia, cocina y dirección.

Respecto a la asistencia, el centro de Calahorra incluirá las siguientes especialidades: médico rehabilitador, geriatra, anestesista para la Unidad del Dolor, Cirugía y Neurocirugía, odontólogo y ecografista.

En la actualidad, en La Rioja existe un número creciente de personas mayores de 65 años que pueden requerir a lo largo de su vida, debido a alguna enfermedad o lesión que haya mermado sus capacidades, una atención que no se enmarca en lo hospitalario, pero que sí requiere una atención y cuidados específicos.

Por ello, el Gobierno de La Rioja ha creado los centros sociosanitarios de convalecencia, que suponen, además de la indudable solución asistencial, un ahorro de recursos públicos, puesto que contribuyen a liberar plazas hospitalarias ordinarias. La distribución de estos centros se realiza según un criterio geográfico con el propósito de acercar la atención al lugar de residencia de los usuarios para mejorar y facilitar su recuperación y la integración sociofamiliar.