22 de diciembre de 2006

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el convenio de colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para la definición y puesta en práctica de las actuaciones de apoyo público contempladas en el Plan de apoyo a la estrategia de ahorro y eficiencia energética.

En este convenio, el IDAE se compromete a aportar 926.936 euros para financiar una serie de medidas encaminadas a facilitar los objetivos previstos en el Plan de acción de la estrategia de ahorro y eficiencia energética, y dirigidas a diferentes sectores: industria, transporte, edificación, servicios públicos y transformación de la energía.

Estas ayudas irán destinadas a proyectos que se hayan desarrollado entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2006.

En el sector Industria, se contemplan dos tipos de medidas: auditorías energéticas y programa de ayudas públicas (promoción de inversiones en sustitución de equipos por otros de mayor eficiencia energética).

En cuanto al Transporte, se plantean ocho medidas: planes de movilidad urbana (por ejemplo, promoción de transporte urbano en bicicleta); planes de transporte para empresas (fomento del transporte público en detrimento de los vehículos particulares); mayor participación de los medios colectivos en el transporte por carretera (transporte público interurbano); gestión de flotas de transporte por carretera (tanto mercancías como pasajeros); conducción eficiente de turismos (cursos sobre técnicas de conducción eficiente); conducción eficiente de vehículos industriales; renovación de flotas de transporte por carretera; y renovación del parque automovilístico de turismos.

Para el sector Edificación, se prevén medidas para fomentar la rehabilitación envolvente térmica de los edificios existentes; la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas de los edificios existentes; y la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación interior en los edificios existentes.

En el caso del sector Servicios públicos, se contemplan cuatro medidas: promover la renovación de las instalaciones de alumbrado público exterior existentes; crear un programa para realizar estudios, análisis de viabilidad y auditorías en instalaciones de alumbrado exterior existentes; crear un programa para la formación de gestores energéticos municipales, y mejorar la eficiencia energética de las nuevas instalaciones de alumbrado exterior.

En el sector de Equipamiento residencial y ofimático, la medida propuesta es el Plan Renove de electrodomésticos, consistente en la concesión de ayudas para sustituir frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas por equipos de clase A o superior, que presentan el mayor nivel de eficiencia energética en el mercado. La ayuda será de un mínimo de 50 euros por electrodoméstico -sin poder superar el 60% del sobrecoste a asumir por el comprador-, y para recibirla será necesario certificar la retirada del electrodoméstico antiguo para su reciclado.

Para el sector de Agricultura y pesca, se plantea una campaña de promoción y formación de técnicas de uso eficiente de la energía. Y finalmente, en el sector Transformación de la energía, se promoverán estudios de viabilidad de cogeneraciones, auditorías energéticas de cogeneración y ayudas públicas a cogeneraciones no industriales.