30 de mayo de 2014

El Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 300.000 euros que se destinará a una nueva línea de subvenciones a los ayuntamientos, como entidad más cercana a los ciudadanos, dirigida a combatir la pobreza energética. Serán por tanto las administraciones locales las que se encargarán de articular los mecanismos para abonar las facturas de luz y gas de las familias riojanas en mayor situación de vulnerabilidad.

El Gobierno de La Rioja es consciente de que, a pesar de que los indicadores económicos invitan al optimismo, los ciudadanos con mayor riesgo de exclusión son, precisamente, los últimos en experimentar el crecimiento. Y una de las principales consecuencias estriba en la dificultad para afrontar los pagos de suministros básicos, tales como la luz y el gas.

Fruto de esta preocupación, el Ejecutivo riojano ha acordado regular por medio de una Orden el establecimiento de ayudas económicas a las familias que no dispongan de los medios necesarios para atender las necesidades más urgentes, a fin de poder afrontar, en los casos más extremos, el pago de los referidos suministros y así evitar el drama social que implica el verse privado de ellos.

Asimismo, el Gobierno de La Rioja, tras descartar otras opciones, entiende que son los ayuntamientos quienes mejor pueden canalizar este tipo de ayudas, al ser quienes mejor conocen la realidad de sus vecinos.

Precisamente, el Consejo Riojano de Servicios Sociales, reunido el pasado martes, fue informado sobre esta propuesta que en breve estará operativa. Se trata de una de las primeras medidas acordadas por la Red de Protección Social de La Rioja, constituida el pasado 19 de diciembre bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo regional, Pedro Sanz, para "unir bajo un mismo paraguas a todos aquellos que trabajan en la región por la inclusión social". Para ello, tal y como avanzó Sanz, "el Gobierno de La Rioja, los ayuntamientos, los trabajadores sociales, las asociaciones y las empresas, caminaremos juntos y podremos proponer en este foro acciones concretas para ayudar a las personas más afectadas por la actual coyuntura económica y contar con el apoyo necesario para llevarlas a cabo".Cabe recordar que la Red ya ha dado el visto bueno a una batería de medidas entre las que destacan la reforma del decreto que regula las prestaciones de inserción social; la reducción del tiempo que debe transcurrir entre que una persona se queda sin recursos y se hace efectivo el IMI o AIS y la creación de complementos especiales.

La Red está liderada por el Gobierno de La Rioja a través de Servicios Sociales y cuenta, además, con la participación de Vivienda, Empleo y Educación; representantes de la Federación Riojana de Municipios, Ayuntamientos de Logroño y Calahorra, Cruz Roja, Cáritas, Banco de Alimentos, UNICEF, Cermi La Rioja, Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social, Colegio de Trabajadores Sociales, Cámara de Comercio y Federación de Empresarios de La Rioja.