15 de marzo de 2013

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la adhesión al convenio para la creación de un Fondo Social de Viviendas suscrito por el Gobierno de España, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Plataforma del Tercer Sector (ONG), las patronales bancarias y 33 entidades financieras con el objetivo de ofrecer alquileres a precios asequibles a familias desahuciadas.

El Ejecutivo riojano ha facultado al consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, para la firma del protocolo de adhesión a este convenio, rubricado el pasado 17 de enero, por el que se pone a disposición de las personas que hayan sido desalojadas de sus hogares después del 1 de enero de 2008 por impago de un préstamo hipotecario un parque de 5.891 viviendas en toda España, 61 de ellas en 11 municipios de La Rioja.

El alquiler de estos inmuebles tendrá una duración de dos años y la renta oscilará entre 150 y 400 euros al mes, con un límite máximo del 30% de los ingresos netos totales de la unidad familiar.

Con esta decisión, el Gobierno de La Rioja se suma a los esfuerzos del Ejecutivo central e intensifica sus actuaciones para mitigar la dramática situación por la que atraviesan las familias con escasos recursos económicos que han perdido su vivienda.

En diciembre de 2012, el Ejecutivo riojano acordó poner a disposición de las familias afectadas por procesos de ejecución hipotecaria los pisos vacíos del Instituto de la Vivienda de La Rioja (IRVI) y la Bolsa de Alquiler, que en conjunto suman cerca de 450 inmuebles.