27 de abril de 2012

El Gobierno de La Rioja ha aprobado, con carácter definitivo, el proyecto de abastecimiento de agua potable a diversas localidades integradas en la cuenca del río Najerilla, que integra a los municipios comprendidos entre Bobadilla y Nájera, así como a los que pertenecen a las cuencas de los ríos Tuerto y Cárdenas.

En concreto, la actuación mejorará el abastecimiento de agua en calidad y cantidad en Cordovín, Cañas, Canillas de Río Tuerto, Torrecilla sobre Alesanco, Alesanco, Azofra, Hormilla, Hormilleja, Estollo, Badarán, Cárdenas, Bobadilla, Baños de Río Tobía, Camprovín y Mahave, Nájera. El proyecto contempla también la conexión con el subsistema de abastecimiento del Yalde, que abastece también San Asensio, Huércanos, Uruñuela y Cenicero.

El proyecto contempla la captación de agua en el río Najerilla, la impulsión hasta la potabilizadora, la propia potabilizadora y la red de conducciones para distribuir el agua potable hasta los depósitos de los municipios incluidos en el sistema. La obra, cuyo presupuesto de licitación asciende a 25,6 millones de euros, contempla también la conexión con el subsistema de abastecimiento del Yalde.

El agua con la que se abastece este sistema se capta en un punto de la margen derecha del río situado aguas debajo de Anguiano. La toma se estructura mediante un canal que conduce el agua desde el punto en que se capta en el río y un edificio en el que se ubica la impulsión.

La planta potabilizadora se situará en el término municipal de Anguiano, a una cota que permite abastecer por gravedad a Nájera y a los principales núcleos del sistema. La planta se ha diseñado para tratar un caudal de 900 m3/h, y con posibilidades de ampliación en un 50% para poder atender demandas futuras. La línea de tratamiento cuenta en cabecera con un depósito de 918 m3 de capacidad para facilitar la regulación de la impulsión desde la toma en el río, independizándola del régimen de caudales que se traten en la potabilizadora.

La planta dispondrá de una instalación de cloro gas para desinfectar el agua a la salida de los filtros y para, en caso de necesidad, preclorarla en cabeza de la línea de tratamiento. Los fangos generados en el proceso se tratarán en la propia instalación, mientras que el agua filtrada y desinfectada se almacenará en un depósito de regulación de 8.000 m3 desde el que se alimentará todo el sistema.

La red de distribución de agua está estructurada con una conducción principal, que enlaza el depósito de regulación con el depósito Nájera, y con los ramales laterales de los que, a lo largo de la traza de esa tubería, se derivan caudales a los depósitos de los núcleos incluidos en el sistema.

Desde la conducción principal parten los ramales que abastecen los núcleos incluidos en el sistema y el ramal que conecta en el polígono de La Pedregosa, en Nájera, con el subsistema Yalde. A través de ese ramal se podrá suministrar agua a los municipios de la parte baja de ese subsistema.