19 de diciembre de 2014

Tan sólo unos meses después de que La Rioja se convirtiera en una de las primeras comunidades autónomas en aprobar la totalidad de la Red Natura, el Gobierno de La Rioja ha dado otro paso sin precedentes para la conservación de la biodiversidad al aprobar hoy en Consejo de Gobierno el Decreto por el que se aprueban los Planes de Gestión de las Especies de Fauna y Flora Silvestre Catalogadas como Amenazadas.

La aprobación del Decreto supone la culminación a más de tres años de trabajo en los que el Ejecutivo riojano quiere dar respuesta a la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, dotando de un plan de gestión a todas las especies de flora y fauna incluidas tanto en Catálogo Español de Especies Silvestres Amenazadas como en el Catálogo de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre de La Rioja, que son las que precisan medidas de protección que vayan más allá de la mera acción preventiva.

Algunas de estas especies ya han sido objeto de planes o actuaciones en los últimos años para tratar de reducir sus amenazas o mejorar sus poblaciones, pero nunca se había acometido una planificación conjunta que recoja medidas concretas para todas las especies amenazadas.

Diez planes para 14 especies

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha explicado que el principal objetivo de la inclusión de cualquier especie en el catálogo "es alcanzar un estado de conservación favorable y un nivel adecuado de sus poblaciones que permita garantizar su supervivencia en La Rioja o, en su caso, en España, a largo plazo".

Para ello se ponen en marcha los planes de gestión, que se clasifican según la categoría de amenaza de las especies: planes de recuperación para las especies catalogadas en peligro de extinción, cuya supervivencia es poco probable si se mantienen los factores que las han llevado a esa situación; y planes de conservación para las especies vulnerables, un estadio inferior de amenaza que se aplica a especies que corren el riesgo de estar en peligro de extinción en un futuro inmediato si no se corrigen las circunstancias adversas que actúan sobre ellas.

La Rioja ha aprobado hoy 10 planes que protegerán a 14 especies amenazadas de la flora y fauna silvestre de la región. Hay 7 planes de recuperación de especies catalogadas en la región en la categoría ‘en peligro de extinción’ que son: androsela riojana, loro o laurel de Portugal, grosellero de roca, visón europeo, pez fraile, perdiz pardilla y cangrejo de río; y dos planes de conservación de especies catalogadas a nivel nacional como amenazadas en la categoría ‘vulnerable’: el desmán ibérico y el alimoche.

Por último, se ha redactado y aprobado un plan de gestión multiespecífico para un conjunto de especies de aves que comparten un mismo hábitat de tipo estepario: sisón común (que en La Rioja está en peligro de extinción), el aguilucho cenizo, el cernícalo primilla, la ganga ortega y la ganga ibérica.

Los planes de recuperación y conservación definen las actuaciones que se deben promover en los próximos años, con sus plazos, coste estimado y vías de financiación, para intentar solucionar los problemas de conservación identificados para cada una de las especies de flora o fauna y alcanzar, en el menor tiempo posible, un estado favorable de sus poblaciones. Tienen una vigencia indefinida, con un primer periodo de programación de seis años, y, al igual que los Planes de la Red Natura, parten de un minucioso estudio y análisis de la situación actual.

Cada uno de estos Planes de Gestión tiene una configuración y estructura similar que incorpora los siguientes apartados:

  • Análisis y evaluación de su situación. Cómo se encuentra la especie, declive observado, amenazas detectadas y actuaciones emprendidas por el Gobierno de La Rioja.
  • Finalidad y objetivos del plan.
  • Ámbito de aplicación y periodo crítico. Se establece el ámbito de aplicación, las áreas de interés especial y el periodo crítico para la especie durante el que se define una regulación específica de actividades.
  • Regulación de actividades. Se fijan regulaciones -prohibiciones y controles- de las actividades que resultan más problemáticas para la especie, estableciéndose en determinados casos la necesidad de que sean informadas previamente desde el punto de vista ambiental.
  • Programa de actuaciones para los próximos 6 años. Actividades de conservación y mejora del hábitat, de seguimiento y control de la población, de investigación, de educación ambiental y divulgación, y de coordinación y seguimiento.
  • Aplicación y seguimiento. Se considera también la implicación de estos planes con la Red Natura 2000.
  • Estimación de costes y financiación: las actuaciones contarán con apoyo financiero del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Unión Europea (Feader).
  • Delimitación gráfica. Mapa de La Rioja con la delimitación cartográfica del ámbito de aplicación.