13 de junio de 2014

El Gobierno de La Rioja ha dado el visto bueno al Decreto por el que se establecen las normas en relación con la profilaxis vacunal contra la rabia en la comunidad.

Según la Organización Mundial de la Salud, la vacunación contra la rabia, en particular en la especie canina, es fundamental en la lucha contra esta enfermedad, ya que genera elevados niveles de inmunidad frente a dicho virus, lo que ha proporcionado hasta la fecha excelentes resultados.

Sin embargo, el norte de África es una de las zonas del mundo donde la enfermedad no está erradicada, lo que ha favorecido la aparición de casos de rabia en Europa en perros procedentes de esa zona. Aunque la enfermedad está erradicada en España, en 2013 se registró un caso tras la mordedura de un perro a cuatro personas, lo que hace especialmente relevante redoblar los esfuerzos en este ámbito.

Por ello y, aunque en los últimos años no se hubiera registrado ningún caso de rabia en España, dada la proximidad con países endémicos de este virus no se puede descartar el brote de esta enfermedad en nuestro territorio.

El nuevo escenario se presenta como consecuencia del creciente tráfico y tránsito de animales por España, lo que hace recomendable establecer las normas que regulen de forma indefinida la profilaxis vacunal de perros contra la rabia en La Rioja.

El nuevo decreto incorpora reformas al objeto de mejorar y actualizar la redacción de la anterior Orden. Al igual que en la normativa anterior, se fija con carácter obligatorio la vacunación antirrábica de todos los perros, a partir de los tres meses, con una periodicidad bienal. El principal cambio radica en que vacuna antirrábica deberá ser aplicada por veterinarios colaboradores (antes la podía poner cualquier veterinario) y dar de alta en el Registro de Identificación de Animales de Compañía (RIAC). De esta forma se mejorará tanto la identificación de canes (todos deberán llevar chip para ser vacunados) como el registro de sus vacunaciones.