14 de junio de 2013

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto por el que se crea y regula el Consejo Asesor de Formación y Empleo, que estará formado por las asociaciones empresariales y sindicales más representativas y el Gobierno de La Rioja. Este nuevo órgano servirá para canalizar el diálogo social en materia de formación y empleo.

La creación del Consejo Asesor en Formación y Empleo se enmarca en la apuesta del Gobierno de La Rioja por el diálogo social como instrumento de trabajo y, en concreto, en la importancia clave de la implicación de los agentes sociales y económicos en el desarrollo del Plan de Empleo. De hecho, desde la misma concepción del Plan, se ha buscado la implicación directa de los agentes sociales y económicos. Así, desde que en 2011 el Gobierno de La Rioja, patronal y sindicatos suscribieron el Protocolo de Acuerdo sobre el Plan de Empleo de La Rioja, sus directrices y actuaciones han sido analizadas y consensuadas con los agentes sociales y económicos.

Entre las funciones del Consejo Asesor de Formación y Empleo destacan informar sobre aquellos asuntos que le consulte la Dirección General de Formación y Empleo; asesorar sobre sus líneas de actuación, y proponer e impulsar aquellas iniciativas o medidas que considere necesarias para el cumplimiento de los objetivo de la Dirección General, procurando la integración sociolaboral de las personas con dificultades. El nuevo órgano estará formado por un presidente, que será el consejero de Industria, Innovación y Empleo, y ocho vocales: cuatro miembros designados en representación del Gobierno de La Rioja, dos miembros en representación de las organizaciones sindicales más representativas (CCOO y UGT), otros dos miembros de las organizaciones empresariales (FER), y un secretario.

Plan de Empleo de La Rioja 2011-2015

El Plan de Empleo 2011-2015 es, junto con el Plan Estratégico de Subvenciones y el Plan I+D+i, el instrumento fundamental de la política económica del Gobierno de La Rioja. Estos instrumentos tienen un objetivo común: promover la creación de empleo a través de dos líneas básicas: mejorar la competitividad de las empresas y las opciones de empleo de los trabajadores. El Plan de Empleo se sustenta es seis claves: empleabilidad, diagnóstico de la realidad, diálogo con los agentes sociales y económicos, colaboración público-privada, soluciones a medida y mejora de la eficiencia y eficacia de las políticas de empleo. Para ello cuenta con tres herramientas: orientación, formación y proyectos a medida.