2 de agosto de 2013

El Gobierno de La Rioja, reunido hoy en Consejo de Gobierno, ha aprobado la concertación de plazas de atención diurna y residencial para personas con discapacidad, en situación de dependencia, con trastorno mental crónico o discapacidad intelectual.

Estas plazas estarán ubicadas en distintos centros de la región gestionados por las asociaciones Feafes-Arfes Pro Salud Mental, ARPS y Asprodema-Rioja. Su concertación, que tendrá una vigencia de un año desde febrero de 2014 a enero de 2015, se organizará a través de tres lotes:

  • Lote nº 1: 30 plazas en el centro de día y 80 plazas en el centro ocupacional que gestiona Feafes-Arfes Pro Salud Mental en Logroño por las que el Gobierno de La Rioja abonará 993.866 euros.
  • Lote nº 2: 63 plazas en el centro de día y 78 en el centro ocupacional que gestiona la Asociación Riojana Pro Personas con Enfermedad Mental (ARPS) y por las que el Ejecutivo riojano abonará 1,3 millones de euros.
  • Lote nº 3: 20 plazas en el centro de día y 40 en el centro ocupacional, gestionadas por Asprodema-Rioja en Nájera, y a las que el Gobierno de La Rioja dedicará 538.623 euros.

Las personas discapacitadas acceden a este tipo de plazas (en centro de día u ocupacional) una vez han finalizado su periodo de formación en el sistema educativo pero sus características exigen que el tratamiento rehabilitador y de atención que reciben sea permanente y continuo. No pueden permitirse periodos de interrupción en el mismo, por lo que desde la Consejería se intenta que el acceso a las plazas sea inmediato o lo más rápido posible.

Por todo ello, en los contratos que próximamente firmará el consejero de Salud y Servicios Sociales con cada una de estas entidades, el Gobierno de La Rioja se reserva la posibilidad de ampliar el número de plazas concertadas, más allá de las previstas en el documento, de forma que la oferta se adecue en todo momento a la demanda y el tratamiento que reciban los usuarios sea continuo.

La concertación de plazas por parte del Ejecutivo riojano permite a los usuarios acceder de forma gratuita a una atención especializada, individual y adaptada en todo momento a sus necesidades y capacidades.

En la actualidad, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Salud y Servicios Sociales, cuenta con 738 plazas públicas de atención a personas con discapacidad repartidas en centros residenciales, centros de día y centros ocupacionales de toda la región. A ellas se destinan seis de cada diez euros que el Ejecutivo riojano dedica a Discapacidad, un departamento que cuenta con un presupuesto total de 16,5 millones de euros y que incluye programas de subvenciones y ayudas para los usuarios, ayudas al transporte adaptado, programas de intervención y sensibilización social o el importantísimo servicio de Atención Temprana, clave para el desarrollo físico y cognitivo de las personas con discapacidad.