16 de marzo de 2001

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto que establece las ayudas autonómicas complementarias al Plan Nacional de Vivienda, en el que se recogen nuevas medidas para facilitar el acceso a una vivienda a los sectores de población que tienen mayores dificultades para lograrlo.

Entre las novedades incluidas en el nuevo Decreto destacan: el aumento hasta los 35 años de la edad en que se considera joven a una persona para optar a las ayudas establecidas para este sector de la población; la potenciación de la figura de "protección de vivienda usada" con el aumento en un 2% de la subvención a fondo perdido concedida para su adquisición, y la inclusión de una ayuda directa a la entrada. Esta última medida es opcional y consiste en la posibilidad de acumular una parte de las subvenciones mensuales al préstamo para recibir entre el 10 y el 14% del precio de la vivienda en el momento de la compra. De esta forma se facilitará la adquisición de una vivienda a los jóvenes que no tengan ahorrado el dinero suficiente para la entrada.

En relación con las distintas ayudas contempladas en el Plan Nacional, el Decreto reconoce a la Consejería de Obras Públicas, Transportes, Urbanismo y Vivienda el derecho a subsidiar préstamos cualificados, conceder la ayuda estatal directa a la entrada y gestionar y tramitar dichas subvenciones cuando proceda.

Respecto a los préstamos, se incrementan las ayudas destinadas a afrontar estas operaciones al incluir el "subsidio reforzado al primer acceso en propiedad", que modifica las condiciones requeridas para poder recibir las ayudas específicas al primer acceso a una vivienda. En concreto, aumenta de 70 a 90 metros cuadrados la superficie útil de la vivienda que puede comprarse con estas ayudas y se incluye la posibilidad, ya explicada, de optar por la ayuda directa a la entrada.

Otro de los cambios introducidos en el Decreto afecta a la "superficie útil", en la que se incluyen los espacios exteriores cubiertos. Además, aumenta el 25% el precio máximo de venta por metro cuadrado útil sobre los precios base establecidos por el Ministerio de Fomento, que en nuestra región oscilan entre las 125.625 y 150.750 pesetas.

Por otra parte, el Decreto eleva de cinco a diez años el periodo de tiempo durante el cual no podrán ser objeto de transmisión las viviendas adquiridas, rehabilitadas o promovidas, destinadas a residencia habitual.

Del mimo modo, y en relación con la descalificación de viviendas de protección oficial, recoge que los propietarios de viviendas calificadas antes del 11 de febrero de 2001 podrán acogerse a la descalificación una vez transcurridos diez años, mientras que quienes posean viviendas calificadas después del 11 de febrero, deberán esperar 15 años para acceder a la descalificación.