18 de mayo de 2007

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el texto de cuatro convenios de colaboración, que firmará la Consejería de Agricultura y Desarrollo Económico con otras tantas Comunidades de Regantes de diferentes municipios, para financiar las obras de transformación o modernización de regadíos de una superficie total de 4.127 hectáreas, que beneficiarán a 1.547 agricultores. En conjunto, la aportación del Gobierno regional ascenderá a 38.648.600,28 euros.

Por una parte, se firmará un convenio con la Comunidad de Regantes Valle del Yalde, por importe de 13.318.538,56 euros, para transformar una zona con una superficie de 1.174 hectáreas, repartida entre los términos municipales de Santa Coloma, Manjarrés, Alesón, Arenzana de Arriba, Arenzana de Abajo, Nájera y Huércanos. En esta zona, dedicada en un 60% al cultivo de la vid, trabajan 441 agricultores.

También se ha aprobado el convenio que se firmará con la Comunidad de Regantes Los Campillos de Cenicero. En este caso, la subvención, de 9.196.977,38 euros, permitirá transformar una superficie de 800 hectáreas, dedicadas en su mayor parte al viñedo, y propiedad de 304 agricultores.

El tercer convenio aprobado hoy se firmará con la SAT Virgen de Legarda, de Ochánduri. La aportación del Gobierno de La Rioja asciende 3.644.959,65 euros, que permitirán acometer la modernización de un regadío que se extiende por 725 hectáreas y del que se beneficiarán 95 propietarios.

Finalmente, el Gobierno de La Rioja firmará un convenio de colaboración con la Comunidad de Regantes Tirón Rioja Alta, por el que aportará 12.488.124,69 euros para transformar una superficie de 1.428 hectáreas, repartidas entre los municipios de Anguciana, Cihuri, Cuzcurrita, Sajazarra y Tirgo. Esta zona está dedicada mayoritariamente al cultivo de la viña (47%), las hortalizas (33%) y la patata (15%) y pertenece a 707 agricultores.

Cada uno de estos convenios incluye las siguientes condiciones:

¢ La inversión la soporta y corre a cargo de la Comunidad de Regantes. Como necesita financiación, recurre a una Entidad Financiera para conseguir la financiación mediante un préstamo a largo plazo (25 años), ligado a la ejecución de la inversión, de modo que ese préstamo se irá liberando conforme se vayan ejecutando las obras o produciendo los gastos contra certificaciones emitidas por el Director de Obra.

¢ La cantidad a financiar por parte de la Entidad Financiera es como máximo la de la inversión a realizar, incluyendo en la misma además de los gastos propios de ejecución de las obras, los gastos de ocupación de los terrenos, indemnizaciones por daños a cosechas, tasas, así como permisos y tasas asociados a la inversión.

¢ El préstamo que concede la entidad financiera tiene unas condiciones, entre ellas el tipo de interés aplicable, las comisiones a que hubiere lugar, duración, plazos de amortización, etc.

¢ La Consejería, por su parte, se obliga a subvencionar a la Comunidad de Regantes una parte de cada una de las cuotas de amortización del préstamo. La aportación anual es fija a lo largo de la vida del préstamo, independientemente de si el tipo de interés que ofrece la entidad financiera a la Comunidad de Regantes es variable. La aportación de la Consejería por tanto se calcula suponiendo un tipo de interés fijo del 4,75 % a lo largo de la vida del préstamo. La cuantía anual aportada por la Consejería se endosa de acuerdo con la Comunidad de Regantes a la Entidad Financiera, de modo que ésta girará anualmente al cobro a la Comunidad de Regantes únicamente la parte restante de cada cuota.

¢ La cantidad aportada por la Consejería va destinada en primer lugar a la amortización del principal (excepto en el período de carencia, en los que la cuota sólo será de intereses). Una vez agotada esa parte, el resto, hasta completar la aportación anual de la Consejería, irá a subvencionar los intereses.

¢ Además, la Consejería se compromete a financiar íntegramente los gastos de asistencia técnica para todo lo relacionado con la licitación, adjudicación y ejecución de la inversión.

¢ Por otra parte, también se compromete a subvencionar el 80% de los costes asociados a la gestión y administración de la Comunidad de Regantes en los tres primeros años de funcionamiento del regadío, con el objetivo de incentivar una gestión adecuada de todos los asuntos administrativos, los relacionados con la facturación, cobro de derramas, manejo adecuado de las nuevas instalaciones, etc.

¢ Se constituye una Comisión de Seguimiento, formada por la Consejería de Agricultura y la Comunidad de Regantes y que decidirá todos los aspectos relacionados con la inversión que se trata de realizar.