30 de abril de 2010

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy un decreto por el que se modifican diversos decretos para su adaptación a la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior, con el fin de suprimir las barreras legales y administrativas que obstaculizan las libertades de establecimiento y de prestación de servicios en los Estados miembros y que no obedezcan a criterios de necesidad, proporcionalidad y carácter no discriminatorio.

Con el mencionado decreto, el Gobierno de La Rioja ha adaptado diversas disposiciones de carácter general con rango de decreto de la Comunidad Autónoma en materias de Hacienda, Sanidad, Juventud e Industria a la directiva de servicios, conocida como directiva Bolkestein por el nombre del comisario holandés que la promovió. En concreto, las normas modificadas son las siguientes:

- Catálogo de Juegos y Apuestas de la Comunidad Autónoma de La Rioja aprobado por decreto 4/2001, de 26 de enero.

- Decreto 18/2002, de 15 de marzo, de autorizaciones sanitarias de funcionamiento de las actividades, industrias y establecimientos alimentarios de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

- Decreto 42/2001, de 5 de octubre, por el que se regula el reconocimiento y funcionamiento de las Escuelas de Formación de Directores y Monitores de Tiempo Libre en el ámbito territorial de La Rioja.
- Decreto 46/2008, de 4 de julio, por el que se crea el Registro de Empresas Acreditadas en La Rioja del sector de la construcción.

La adaptación de la normativa reglamentaria autonómica a la directiva Bolkestein de la Unión Europea que ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno afecta a nueve decretos y va a contribuir a simplificar los procedimientos y trámites administrativos, eliminar los obstáculos jurídicos y administrativos al desarrollo de las actividades de servicios, facilitar la libre prestación temporal de servicios transfronterizos, reforzar los derechos de los consumidores como usuarios de los servicios y garantizar la calidad de los servicios.

Cabe destacar que la directiva Bolkestein prevé la creación de ventanillas únicas en las que canalizar la recepción de documentación y la información sobre los trámites administrativos a cumplimentar por las pymes y autónomos, con el fin de facilitar el establecimiento y la prestación de servicios en otras regiones y países, en las que un prestador podrá realizar todos los trámites necesarios para ejercer su actividad.