12 de abril de 2013

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a la declaración de emergencia de las obras de reparación de los desprendimientos de tierra registrados recientemente en el punto kilométrico 33,5 de la carretera LR-113, a la altura del cruce con la LR-232 hacia Brieva de Cameros, a causa de las lluvias de las últimas semanas.

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial aprobó el pasado 27 de marzo esta declaración de emergencia con objeto de acometer con la mayor celeridad posible los trabajos de reparación de los daños causados unos días antes por un deslizamiento de la ladera, que afectó a una zona de 60 metros de anchura y 45 metros de altura, arrojando una notable cantidad de material a la calzada.

Las labores de estabilización del talud se están llevando a cabo en estos momentos por parte de la empresa local Hormigones, Áridos y Excavaciones (HORAESA) con un presupuesto de 358.806 euros.

Dadas las características del lugar y lo escarpado del terreno ha sido preciso abrir un nuevo camino en la ladera para acceder con maquinaria pesada hasta la zona de coronación del desprendimiento con el fin de estabilizar el talud y evitar nuevos desprendimientos.

Para garantizar el desarrollo de la actuación y la seguridad vial se están realizando cortes parciales de la circulación, que se prolongarán hasta el próximo día 17 de junio. Estas interrupciones del tráfico rodado se efectúan de lunes a viernes entre las 8:00 y las 22:00 cada veinte minutos, salvo entre las 13:30 y las 14:30 horas, que se permite el paso de los vehículos, al igual que durante los fines de semana.