14 de noviembre de 2014

El Gobierno regional ha autorizado esta mañana un gasto de 199.401 euros para abonar el segundo plazo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente a 2014 por bienes que tiene la Comunidad Autónoma de La Rioja en Logroño.

El IBI es un impuesto municipal, que se cobra anualmente y que grava la propiedad de una finca. Su importe depende del valor catastral que tenga dicha finca.

Así, el Gobierno riojano abonará en este segundo plazo 199.401,10 euros en concepto de IBI por diferentes tipos de inmuebles como oficinas administrativas, locales, garajes, fincas rústicas, institutos o centros de día, ubicados en Logroño.

En este caso, el importe más bajo de este segundo plazo es de 14,31 euros por un local en la calle Toledo y el más elevado asciende a 34.601,40 euros, que corresponde al edificio de la antigua Beneficencia, hoy sede administrativa.