28 de abril de 2000

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto por el que se regulan en un única disposición las competencias, el funcionamiento y la composición de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo, órgano colegiado cuya finalidad es garantizar el correcto desarrollo de la ordenación territorial y la actividad urbanística de la Comunidad Autónoma.

El objetivo del Decreto es adaptar la composición y funciones de la Comisión a la Ley 10/1998 de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, que establece los órganos urbanísticos de la Comunidad, así como al Decreto 4/1999, que modifica el número y la denominación de las Consejerías, y, al mismo tiempo, acabar con la dispersión normativa existente en la región sobre los órganos colegiados que intervienen en el ámbito de la ordenación urbanística. Por este motivo, la entrada en vigor de esta disposición conlleva la derogación de los Decretos 85/1995, de 28 de julio, y 21/1997, de 26 de marzo, y de otras normas de rango inferior.

La Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, definida como órgano colegiado adscrito a la Dirección General de Urbanismo y Vivienda, funcionará en Pleno y en Comisión Permanente.

El Pleno estará compuesto por un Presidente -cargo que ocupará el Director General de Urbanismo y Vivienda-, un Vicepresidente - el Director General de Obras Públicas- y 19 vocales. De los 19 vocales, seis representarán al resto de las Consejerías del Gobierno riojano, uno a la Administración del Estado, tres a la Administración Local y los nueve restantes serán designados por el titular de la Consejería de Obras Públicas de entre personas que representen a organizaciones sindicales, empresariales, y entidades profesionales de la Comunidad de reconocida competencia en materia urbanística.

Las funciones del Pleno serán las atribuidas por la Ley 10/98, de Ordenación del Territorio y Urbanismo, entre las que se encuentran las autorizaciones de actividades y usos en suelos no urbanizables y urbanizables, la ordenación de zonas de interés regional y la aprobación definitiva del planeamiento municipal.

Además, el Pleno deberá conocer e informar de cuantos asuntos relacionados con la ordenación del territorio o materias urbanísticas le sean sometidos por el Gobierno, el Consejero o Director General competente en dicha materia.

Por su parte, la Comisión Permanente estará integrada por el Presidente y Vicepresidente del Pleno, y 11 vocales, siete de los cuales representarán a cada una de las Consejerías; uno, a la Administración del Estado y tres serán profesionales de reconocida competencia en materia urbanística.

En cuanto a las funciones de la Comisión, destacan suspender la aprobación definitiva de los instrumentos de planeamiento urbanístico, resolver las autorizaciones favorables de los expedientes e informar sobre los asuntos relacionados con la ordenación del territorio o materias urbanísticas.