1 de diciembre de 2006

El Gobierno de La Rioja ha aprobado esta mañana el Decreto que regula los requisitos mínimos, materiales y funcionales, que deben reunir los centros y servicios especializados en los distintos tipos de discapacidad. Con esta norma, el Gobierno riojano hace efectivo el derecho universal de las personas con discapacidad a disponer de recursos suficientes y adecuados para ofrecer atención y asistencia especializada y lograr su plena integración en la sociedad.

La regulación de requisitos para los centros y servicios, públicos y privados, pretenden garantizar un nivel adecuado en las infraestructuras y en la prestación de los servicios, para lo cual incluye claros parámetros de calidad que hacen hincapié en las prestaciones que se deben ofrecer a los usuarios y en el ratio de personal exigido. De hecho, el cumplimiento de esta normativa será un requisito indispensable para obtener las autorizaciones administrativas de funcionamiento.

El Decreto se estructura en 8 títulos, 4 disposiciones adicionales, una disposición derogatoria única y 2 disposiciones finales. Cuenta asimismo con dos anexos relativos a condiciones materiales y funcionales mínimas que deben reunir los centros y servicios y que son comunes a todos ellos.

En el título primero se han recogido las disposiciones generales sobre: el ámbito de aplicación, la finalidad de la norma, los principios generales de actuación, las personas usuarias, las distintas modalidades de los centros y servicios objeto de regulación. Respecto a este último punto, incluye centros de día, centros ocupacionales, residencias, viviendas especializadas, servicio de respiro familiar, servicio de desarrollo infantil y atención temprana, servicio de tratamientos y otros que puedan crearse en el futuro.

Cada uno de los restantes títulos se dedica a regular los diferentes tipos de centros y servicios, especificando la definición del centro o servicio de que se trate, las prestaciones inherentes al mismo, el personal mínimo con que debe contar y la infraestructura necesaria.

La disposición adicional primera recoge el principio de autonomía funcional de los centros y servicios con el fin de optimizar los recursos existentes; es decir, que en un mismo edificio podrán confluir distintos centros y servicios y podrán compartir las dependencias que no sean de uso específico de cada uno de ellos.

La disposición transitoria única ha previsto un plazo de 4 años para que los centros construidos o en construcción, en el momento de la entrada en vigor del Decreto (a los 20 días a partir de su publicación en el BOR) puedan adaptarse a lo regulado en el mismo mediante un plan de mejora.

Consejería de Educación, Cultura y Deporte

El Gobierno de La Rioja nombra Gerente del IER a Guillermo Gárate

El Consejo de Gobierno, en su reunión de hoy, ha dado el visto bueno, con la aprobación de un Decreto, al nombramiento de Guillermo Carlos Gárate Nobel como nuevo gerente del Instituto de Estudios Riojanos, como ha propuesto el Consejo de Administración de este organismo autónomo reunido el 29 de noviembre.

La figura del gerente es uno de los nuevos órganos de dirección que se han creado en la Ley del IER y en los estatutos de la entidad. Entre sus funciones están la gestión, administración y dirección propias de una gerencia.

Guillermo Carlos Gárate (La Coruña 1967) es Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y cuenta con formación en Técnica Fiscal y Derecho Financiero y Tributario.

Desde el año 2001 es funcionario de carrera y pertenece al Cuerpo Técnico de Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Su trayectoria profesional la ha desarrollado, principalmente, en la Administración regional. Así, ha ejercido como titular de las Jefaturas de Sección de Patrimonio Histórico Artístico (de julio de 2002 a diciembre de 2004) y de Asistencia Técnica Educativa (de enero de 2005 hasta la actualidad), ambas de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.