10 de junio de 2011

El Gobierno de La Rioja seguirá apostando por el cultivo de la remolacha azucarera y el desarrollo de un sector que se ha consolidado en la Comunidad Autónoma, y destinará este año un total de 130.000 euros a la realización de actividades de estudio, experimentación y difusión en la aplicación de técnicas de Producción Integrada.

Esta cantidad se establece en el convenio de colaboración, aprobado hoy, que firmarán la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA), la Asociación Riojana de Agricultores y Ganaderos (ARAG-ASAJA) y la Sociedad Cooperativa ‘El Cierzo’, que son las entidades que integran a la totalidad de los agricultores riojanos inscritos en el cultivo de remolacha azucarera en Producción Integrada en La Rioja.

En virtud de este acuerdo, que el Ejecutivo regional renueva desde el año 2005, ARAG-ASAJA recibirá una aportación de 60.000 euros y ‘El Cierzo’ 20.000 euros; mientras que la asociación que integra a partes iguales a cultivadores de remolacha y a la industria azucarera dispondrá de 50.000 euros para sus acciones de investigación, evaluación y divulgación del conocimiento del sector.

La Rioja cuenta en estos momentos con 1.120 hectáreas de cultivo de remolacha para la fabricación de azúcar al que se dedican 158 productores establecidos en La Rioja Alta. La totalidad de la producción riojana se entrega para su molturación a la planta industrial que Azucarera del Ebro tiene en Miranda de Ebro.

La última campaña 2010/11 ha sido muy positiva al alcanzarse un rendimiento medio de 99,5 toneladas por hectárea, con lo que se ha batido un nuevo récord de producción que se sitúa en las 99.806 toneladas, casi 3.000 más de las previstas inicialmente.

El nuevo objetivo que se plantea ahora la Consejería es llegar a las 120 toneladas por hectárea en 2014, frente al rendimiento actual de unas 98 toneladas por hectárea.