4 de junio de 2010

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto por el que se concede la Medalla de La Rioja a la Delegación de la ONCE en La Rioja, de acuerdo con la Ley 1/2001, reguladora de los Honores, Distinciones y Protocolo de la Comunidad Autónoma de La Rioja y a propuesta del Presidente, Pedro Sanz.

Esta Ley establece que la Medalla de La Rioja es el grado máximo de condecoración que puede otorgar el Gobierno a instituciones que, por sus actividades de investigación científica, desarrollo tecnológico, literarias, culturales, artísticas, sociales, económicas, docentes, deportivas o de cualquier otra índole, hayan favorecido de modo notable los intereses públicos regionales.

Con la concesión de esta distinción, el Gobierno reconoce la importante labor que desarrolla la Delegación Territorial de la ONCE en La Rioja para lograr la integración social y mejorar la vida diaria de las personas ciegas o con deficiencias visuales graves, en particular, y los discapacitados, en general, desde que el 20 de mayo de 1940, y como Delegación Provincial, celebró su primer sorteo en la calle Portales.

En 1986 se adaptó a la nueva configuración territorial del Estado en Comunidades Autónomas y se convirtió en Delegación Territorial, y en la actualidad cuenta con 551 afiliados, a los que ofrece numerosas prestaciones especializadas, la mayoría sin coste económico y teniendo en cuenta las necesidades de cada individuo ciego o deficiente visual con el objetivo de lograr su integración social.

Para ello, la Organización dispone de una importante red, formada por más de 300 centros, donde se prestan servicios altamente especializados, atendiendo a las necesidades específicas de este colectivo.

Entre estos servicios destacan el de Apoyo a la educación integrada, que cubre todas las etapas educativas, desde la atención temprana hasta la universitaria y educación de adultos, y en la actualidad atiende las necesidades especiales que plantean 38 alumnos como consecuencia de su ceguera o deficiencia visual. También destaca el servicio de rehabilitación y accesibilidad, que comprende un conjunto de técnicas y procedimientos orientados a procurar a la persona ciega o con deficiencia visual grave la máxima autonomía en cualquier faceta de la vida tanto en su ámbito particular como social ( actividades domésticas, trabajo, estudios, ocio, deporte…).

A estos servicios se unen otros como el de comunicación y acceso a la información, el de apoyo psicosocial y el de apoyo al bienestar social básico, además de la amplia oferta cultural y deportiva que la ONCE pone a disposición de sus afiliados.

Para ello, el Departamento de Servicios Sociales de la Organización cuenta con 13 profesionales especialistas en los distintos servicios que contribuyen al desarrollo de la autonomía personal del colectivo: técnico en rehabilitación, instructor en tiflotecnología (tecnología para ciegos) y braille, psicólogo, animador sociocultural y deportivo, tres maestras de apoyo, trabajadora social, especialista en integración laboral, especialista en núcleos periféricos, personal administrativo y gestora de servicios sociales.

Integración laboral

Como parte de esta integración social, la ONCE en La Rioja promueve la integración laboral de las personas ciegas y/o deficientes visuales que quieran incorporarse al mercado laboral como ciudadanos de pleno derecho. El esfuerzo de la ONCE se dirige a la consecución de un empleo estable para sus afiliados incidiendo en su capacidad para que desempeñen su labor con eficacia.
En sus primeros años en La Rioja, la ONCE fue consiguiendo plazas de telefonista para jóvenes ciegas: una en lo que ahora es la Comunidad Autónoma, otra en el Ayuntamiento de Logroño y otra en el Gabinete de Salud Laboral; más tarde en la Delegación de Hacienda y el Banco Hipotecario. También logró la integración laboral de un ciego en calidad de fisioterapeuta en el actual Centro Base de Minusválidos y otra joven afiliada con esa titulación salió de La Rioja para trabajar en otra región.

Además, la ONCE en La Rioja emplea en la actualidad a 150 personas de forma estable, de las que el 88% son discapacitados. De estas 150 personas, 122 son agentes vendedores, discapacitados físicos y sensoriales, que comercializan los productos de juego de la ONCE en La Rioja y 28 personas más, de los que 10 tienen también la condición de discapacitados, trabajan en la Delegación Territorial.

Actividades de la ONCE en el ámbito de la discapacidad

Por otra parte, la ONCE, a través de su Fundación, colabora con distintos colectivos, asociaciones y administraciones en numerosos proyectos y actividades dirigidos al ámbito de la Discapacidad en La Rioja

Entre 1998 y 2010 la Fundación ONCE ha impulsado 268 proyectos en materia de empleo y de accesibilidad universal. La ONCE mantiene, además, convenios para superar las barreras arquitectónicas y para habilitar taxis accesibles.