3 de junio de 2011

El trabajo del CTIC, el CITA y el CTICH contribuye a impulsar la competitividad y la adaptación a los nuevos mercados de las empresas del sector agroalimentario riojano

El Gobierno de La Rioja ha dado el visto bueno hoy a los tres convenios de colaboración que suscribirá con las asociaciones profesionales que gestionan el Centro Tecnológico de Industrias Cárnicas (CTIC) de Alesón, el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja (CITA) de Calahorra, y el Centro de Investigación del Champiñón (CTICH) de Autol, por un importe total de 675.000 euros.

De este modo, y a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, el Gobierno regional apoyará el pago de los gastos corrientes y de funcionamiento derivados de las actividades de investigación, asistencia técnica, formación y promoción que los centros tecnológicos agroalimentarios desarrollarán a lo largo del 2011.

El acuerdo de colaboración con la Asociación para Investigación de la Industria Cárnica de La Rioja (ASICAR), que se constituyó en 2001, contempla una aportación de 265.000 euros, mientras que el convenio con la Asociación para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación Alimentaria (AIDIA), creada en el 2006, asciende a 185.000 euros

El objetivo de estos convenios es favorecer el desarrollo de los aspectos de investigación y fomento de la calidad en las industrias cárnicas, la formación, los servicios de análisis y la asistencia a las mismas a través de una estructura consolidada como es el CTIC.

Por su parte, el CITA constituye un referente para la investigación e innovación de los procesos de IV y V gama y su oferta comercial en aspectos tan importantes como la adecuación de las líneas de producción y el desarrollo de nuevos procesos y productos.

Champiñón
La Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja (ASOCHAMP), que recibirá una ayuda de 225.000 euros, trabaja desde 1988 en la mejora y potenciación de la producción del champiñón, la promoción de la modernización de las estructuras empresariales del sector y en la prestación de servicios a los asociados, tanto de carácter técnico-científico como de estudios prácticos y experimentación.

En la actualidad, el cultivo del champiñón es el segundo en importancia en la Comunidad Autónoma en cuanto a su aportación a la producción final agraria en La Rioja, y está íntimamente relacionado con importantes empresas agroalimentarias que transforman este producto tanto en el sector de conservas tradicionales como del congelado, y empresas que lo comercializan en fresco.

El sector del champiñón y la seta riojano, radicado principalmente en las localidades de Pradejón, Autol y Ausejo, ha conseguido el liderazgo nacional con una producción que supera el 60%, situando a España como cuarto productor europeo.