11 de octubre de 2001

La Consejería de Salud y Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja aportará 17,8 millones de pesetas a la Asociación Pro-Infancia Riojana (APIR) para apoyar la puesta en marcha de un programa de intervención con menores consumidores de drogas y sus familias.

Esta aportación, que se plurianualizará en tres años -2 millones durante este año; 7,8 millones en 2002, y 8 millones en 2003- se ha regulado mediante un Convenio de Colaboración que suscribirán ambas entidades. El Convenio comprometerá a APIR a contratar el personal (un psicólogo y una educadora apoyados por la coordinadora y gerente de APIR) que ejecutará el programa en un local cedido por el Ayuntamiento de Logroño en el Centro de Formación "Calle Mayor".

El objetivo del programa es reducir el consumo de estas sustancias, especialmente de inhalantes, y mejorar la calidad de vida de los jóvenes afectados y de sus familias. En principio, se trabajará en el entorno social de 15 menores que viven en el Casco Antiguo de Logroño.

La actuaciones del proyecto se centrarán en tres aspectos fundamentales -el medio, la familia y el menor- y desarrollará un protocolo de intervención que consta de también de tres bloques: análisis e inicio del proyecto; intervención propiamente dicha, que puede ser individual, familiar o grupal, en función del diagnóstico; fase final y salida del proyecto, en las que se trabajará para prevenir recaídas y orientar a los menores hacia los recursos sanitarios que les puedan ayudar.

El Convenio reconoce la importante tarea que desempeña APIR, Asociación fundada en 1981 y que desde 1991 está asentada en el Casco Antiguo de Logroño. Entre las actividades que desarrolla dicho colectivo destacan los proyectos "la calle" y "joven", así como los de "intervención con familias" y "gestión del proyecto municipal de intervención educativa con niños y padres del Casco Antiguo".