19 de mayo de 2000

El Gobierno de La Rioja ha aprobado un Decreto que modifica el Reglamento de Organización y Régimen Jurídico de la Concesión del Servicio de Inspección Técnica de Vehículos de La Rioja (Decreto 62/89) para ampliar las revisiones autorizadas a las empresas concesionarias.

Los objetivos de esta modificación son acercar geográficamente más servicios al ciudadano, propiciar una mayor amplitud de horarios de atención al público y una mayor libertad en la elección del momento de la revisión y mejorar la tramitación de la documentación tras la prestación del servicio, ofreciendo las debidas garantías de calidad técnica y seguridad de la inspección.

Por lo que respecta al número de servicios de los concesionarios de ITV, el nuevo Decreto avanza en la línea liberalizadora que se inició en el marco estatal con el Real Decreto 2042/1994, el cual permite que todos los tipos de inspecciones sean certificadas por personal que no pertenezca a la Administración, excepto aquellas que precisan autorización administrativa previa.

Estas atribuciones, que ya comenzaron a aplicarse para las concesionarias de Calahorra y Santo Domingo con un Decreto regional de 1996, se extienden con el Decreto aprobado hoy todas las inspecciones periódicas y no periódicas que no precisen autorización administrativa previa.

Entre los nuevos servicios que las concesionarias podrán prestar a partir de ahora destacan las inspecciones previas para la calificación de idoneidad y extraordinarias de los autobuses destinados al transporte escolar y de menores; las inspecciones y emisión de duplicado de la tarjeta ITV; el cambio de matrícula y la rehabilitación de vehículos posterior a su baja definitiva; las inspecciones por legalización de reformas y las inspecciones previas a la matriculación y las de emisión de documentación para matriculación de vehículos de importación.

Al tiempo que se amplían las delegaciones en las empresas concesionarias, se establecen una serie de controles administrativos para velar por la seguridad de su aplicación. Por ello, las delegaciones de las revisiones serán progresivas en función de la capacidad técnica y del grado de asimilación de los procedimientos por parte de cada concesionaria; los expedientes de inspecciones no periódicas se pondrán a disposición del Técnico Interventor de la Comunidad para su revisión y control, y este Técnico visitará cada Estación al menos una vez a la semana.

Por su parte, la Dirección General de Empleo, Comercio, Consumo e Industria se reserva determinadas inspecciones (las de inutilización de bastidores y estructuras autoportantes y la autorización administrativa previa e individualizada en los casos de sustitución total o parcial del bastidor o de la estructura autoportante), así como las inspecciones solicitadas por usuarios del servicio como consecuencia de reclamaciones presentadas contra entidades concesionarias. La Administración realizará estas inspecciones en la Estación ITV que designe.

Por último, el plazo por el que se otorgará la concesión para la realización del servicio de Inspección Técnica de Vehículos se establece en 20 años, que podrán prorrogarse siempre que no medie denuncia previa del contrato por alguna de las partes, con arreglo a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.