5 de mayo de 2000

El Gobierno ha acordado hoy modificar, mediante un Decreto, el Reglamento de

creación de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja para mejorar su funcionamiento y agilizar la tramitación administrativa de los expedientes que gestiona. Además, se adapta el Reglamento a las modificaciones introducidas en el Estatuto de Autonomía de La Rioja y a las nuevas disposiciones del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, especialmente en materia de recursos administrativos.

Los cambios realizados para mejorar y agilizar el funcionamiento de la ADER se basan en la experiencia adquirida desde su puesta en marcha hace dos años y consisten fundamentalmente en la reordenación de las funciones asignadas a sus órganos de dirección y en la mayor precisión con la que se definen y establecen los procedimientos, tanto de control interno, como de gestión y pago de las subvenciones.

En concreto, para agilizar tanto la realización de gastos y pagos de ayudas como la contratación, se amplía la potestad del Director Gerente al aumentar de 15 a 30 millones de pesetas la cuantía que puede aprobar, excepto cuando conlleve compromisos de carácter plurianual, en cuyo caso deberá decidir el Presidente de la Agencia. Cuando la cuantía de la contratación, los gastos y/o pagos oscilen entre los 30 y los 50 millones, deberán ser autorizados por el Presidente; entre 50 y 100 millones, el Consejo de Dirección de la ADER será el órgano encargado de su aprobación y, si se superan los 100 millones de pesetas, la decisión corresponderá al Gobierno de La Rioja.

Además, el Reglamento incluye diversas medidas de aplicación interna, como la valoración de rendimientos o la racionalización de procesos, destinadas a mejorar la eficacia y eficiencia de la Agencia en el cumplimiento de sus funciones.

De las modificaciones relativas a la gestión de las subvenciones destaca la posibilidad de anticipar un porcentaje o su importe total a las entidades sin ánimo de lucro sin necesidad de presentar un aval, como ocurría hasta ahora. El anticipo se concederá cuando se considere imprescindible para llevar a cabo la acción objeto de la ayuda solicitada y de acuerdo con las condiciones establecidas en las correspondientes bases reguladoras de los distintos programas de ayuda de la ADER.