10 de junio de 2005

El Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Obras Públicas, ha aprobado la declaración de urgente ocupación de terrenos para llevar a cabo las obras de acondicionamiento de las intersecciones y mejora de la seguridad vial en la carretera LR-250, en la variante de Villamediana de Iregua.

La actual carretera LR-250, que sirve de comunicación a Logroño con la Sierra de Cameros Viejos, incluye en su trazado la variante de Villamediana de Iregua que ha experimentado un considerable aumento de tráfico en los últimos años.

Por este motivo, y con el objetivo de lograr una disminución real de la velocidad en la variante, la actuación que se llevará a cabo contempla la creación de tres glorietas.

Las glorietas, con diámetros de entre 42 metros y 60 metros, se construirán en tres intersecciones de Villamediana de Iregua: Villamediana norte, Villamediana-Alberite y Murillo-Ribafrecha. Además, la anchura de la calzada se ampliará hasta los 10 metros.

Esta obra, que se adjudicó a la empresa Riojana de Asfaltos por 1.438.840 euros y tendrá un plazo de ejecución de ocho meses, contempla también la mejora del pavimento de la vía y otras actuaciones, como la instalación de alumbrado público en todo el tramo para mejorar las condiciones de circulación nocturna.

Por último, se reforzará la señalización horizontal y vertical para evitar el riesgo de accidentes.