7 de agosto de 2015

El Consejo de Gobierno ha abordado hoy asuntos relacionados con la implantación de un nuevo modelo de gestión pública para hacer del Gobierno de La Rioja una administración de buen gobierno, más eficaz, más transparente y con más participación.

"El presidente reflexionó en su discurso de investidura sobre un nuevo modelo de Administración Pública, con mayor transparencia y participación para mejorar el servicio público a los ciudadanos, un objetivo compartido y transversal en la acción de gobierno", ha subrayado la portavoz del Ejecutivo, Begoña Martínez Arregui, en referencia a los decretos aprobados sobre la nueva estructura del Gabinete del Presidente y la Consejería de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior y la renovación del catálogo de personal eventual que trabaja al servicio del Gobierno de La Rioja.

"A lo largo de la legislatura se aprobarán la Ley de Participación Ciudadana y los Planes de Innovación Administrativa e Innovación Democrática, tres iniciativas incluidas en el proyecto de la Agenda Digital 2020, con el objetivo de configurar una Administración más moderna, ágil y eficiente", ha añadido Martínez Arregui, quien ha comparecido junto al consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez.

En la reunión de Consejo de Gobierno también se han designado los nuevos representantes de la Comunidad Autónoma en la Confederación Hidrográficas del Ebro y del Duero y se ha renovado el apoyo al sector de la remolacha azucarera para contribuir a incrementar su competitividad en el mercado. Por último, Alfonso Domínguez ha informado sobre el comienzo de los trámites elaborar los Presupuestos General de la Comunidad Autónoma del próximo ejercicio.

Nueva organización

Las nuevas estructuras de organización y perfiles profesionales "pretenden ofrecer mayor transparencia y capacidad de fiscalización", ha señalado la portavoz del Ejecutivo riojano, que ha recalcado que el personal eventual se mantiene en números equivalentes a la anterior legislatura (pasa de 46 a 47), pero supone un ahorro de 166.000 euros al año, ya que cuatro funcionarios ocuparán puestos de personal eventual (tres de ellos se estrenan en estas responsabilidades). "Avanzamos en la profesionalización de este personal, al que exigiremos fortalecer su compromiso ético, al tiempo que redoblamos nuestra apuesta por los funcionarios y profesionales especializados en ámbitos que consideramos esenciales para mejorar la calidad democrática", ha asegurado.

El Gabinete del Presidente se especializa en las funciones de representación y protocolo para atender al presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, en calidad de máximo representante institucional de La Rioja. De esta forma, las tareas de asesoramiento al presidente y la toma de decisiones corresponderán al propio Gobierno, sus niveles directivos y su función pública.

La principal consecuencia de esta nueva organización es que la Consejería de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior aglutina la mayor parte del personal eventual para atender las necesidades del conjunto de la Administración. Se trata de una medida para integrar la transversalidad y la horizontalidad en la gestión pública.

La renovación del catálogo del personal eventual permitirá incorporar nuevos perfiles profesionales especializados. "El objetivo que perseguimos en este caso", ha indicado Begoña Martínez Arregui, "es dar pasos definitivos hacia una administración de buen gobierno, más eficaz y transparente". "Responde a la demanda ciudadana de rendir cuentas y, por ello, facilita un mayor control por parte del Parlamento y la sociedad en su conjunto".

El nuevo catálogo incorpora la figura del analista, con un perfil más técnico y profesional; cuenta con la implicación activa de los funcionarios y requiere la participación de profesionales con amplia formación en el campo de las nuevas tecnologías de la comunicación. "La presencia de los funcionarios y los jóvenes resulta crucial en el nuevo organigrama", ha asegurado Martínez Arregui. En el primer caso, se da respuesta a una reivindicación del sector público al reconocer el trabajo de los funcionarios. "Son nuestros mejores asesores gracias a su experiencia, conocimiento y dedicación". Por su parte, los jóvenes profesionales desempeñarán "una función esencial para promocionar la participación ciudadana y recoger el sentir de la calle".