12 de diciembre de 2003

La Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Transportes del Gobierno de La Rioja destinará 2.466.793 euros a la segunda fase de las obras de ensanche y mejora de siete kilómetros de la carretera LR-123, de Arnedo a Turruncún. La primera fase ya se ha completado.

El proyecto contempla un plazo de ejecución de nueve meses y prevé la mejora del acceso entre las comarcas de Arnedo y Cervera del Río Alhama, especialmente en el entorno de Grávalos y Cornago. El objetivo del Gobierno de La Rioja es dotar al eje de las condiciones adecuadas para dinamizar esta zona de La Rioja Baja. En este caso, se trata de una carretera de montaña en la que será preciso ampliar la plataforma y mejorar el trazado adecuándolo a las condiciones orográficas y medioambientales.

La carretera LR-123, en el tramo entre Arnedo y el puente sobre el río Linares, presenta unas condiciones poco acordes con las necesidades del tráfico actual. Por este motivo, la actuación principal consistirá en la ampliación de la calzada hasta conseguir 8 metros de anchura con dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 0,5 metros, así como en la mejora del firme.

Además, se adecuarán los drenajes y se actualizará la señalización horizontal y vertical, reforzándola con una barrera de seguridad en aquellas zonas que lo requieran debido a la diferencia de cota entre la calzada y el terreno natural.