30 de marzo de 2000

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto por el que se crea el Observatorio del Euro de La Rioja, un órgano colegiado de diálogo y colaboración entre los distintos sectores económicos y sociales y las Administraciones Públicas cuyo objetivo es realizar un seguimiento del proceso de transición a la moneda única para proteger los derechos de los consumidores. Además, jugará un papel determinante en el acceso de los ciudadanos a la información y control de precios, el régimen de conversión y el doble etiquetado.

Como anexo al Decreto, figura el Acuerdo de Buenas Prácticas para una Mejor Implantación del Euro, que suscribirá el Gobierno de La Rioja con las organizaciones, entidades y empresas que lo deseen, y QUE estará vigente hasta la finalización del período de introducción del euro y, en todo caso, hasta el 30 junio del 2002. Este Acuerdo recoge los compromisos que adquirirán las empresas firmantes para lograr la mejor adaptación posible a la nueva moneda. A cambio, dichas empresas obtendrán el reconocimiento de la Administración, mediante su inscripción en un Registro creado al efecto, y la posibilidad de utilizar una Euro-etiqueta que garantizará al consumidor el servicio profesional o mercantil que prestan.

El Observatorio, órgano adscrito a Presidencia, estará compuesto por un Presidente -cargo que ocupará el Secretario General para la Unión Europea y de Acción en el Exterior- y diez vocales, que representarán a la Dirección General de Empleo, Comercio, Consumo e Industria, a la Secretaría General para la Unión Europea, a la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, a la Federación Riojana de Municipios, a la Cámara de Comercio e Industria, así como a una Asociación empresarial (1), a las Asociaciones de Consumidores (2) y a los sindicatos (2) más representativos con presencia en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

El Presidente y los diez vocales constituyen el Pleno del Observatorio, que se reunirá una vez al semestre, mientras que la Comisión Delegada, formada por los representantes de la Secretaría General para la Unión Europea, la ADER, la Dirección General de Empleo y otros dos vocales designados por el propio Pleno, se reunirá una vez al mes.

Entre las funciones del Observatorio destaca impulsar la introducción de los medios adecuados para preparar a los comerciantes, consumidores y usuarios para la fase crítica de introducción de monedas y billetes; favorecer la creación de una red de puntos de información sobre el euro donde se escuche, asista y oriente al ciudadano; fomentar la lealtad de las transacciones y la transparencia de las prácticas profesionales e informar a la Comisión Especial "Observatorio Consumo-Empresas" -órgano de similares características constituido en el ámbito nacional-, sobre el proceso de introducción del Euro en nuestra región.

Además, impulsará la adhesión de entidades y empresas al Acuerdo de Buenas Prácticas y emitirá los informes previos a la concesión de la Euro-etiqueta por parte de la Dirección General de Empleo, Comercio, Consumo e Industria del Gobierno de La Rioja. De esta misma Dirección General dependerá el Registro de las empresas que voluntariamente suscriban el acuerdo, así como el cometido de comprobar el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Estos compromisos están relacionados con la difusión de información, la formación de personal, la seguridad en la conversión, el redondeo sobre la cifra final, la doble indicación de precios, la devolución de los cambios en euros, la continuidad, mantenimiento de nivel y no discriminación en el cobro de precios denominados en euros y/o pesetas y la atención personalizada al consumidor.

En este sentido, la Dirección General podrá retirar la Euro-etiqueta, con la prohibición de poder volver a solicitarla, a las entidades o empresas que incumplan los compromisos. La utilización de la Euro-etiqueta, bien después de haberse notificado la prohibición, bien por empresas no suscriptoras del Acuerdo, podrá ser sancionada de acuerdo con la Ley 26/1984 de Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La entrada en vigor de este Decreto conlleva la disolución de la Comisión Mixta para la puesta en marcha del Euro creada por el Gobierno de La Rioja en 1997.