4 de junio de 2010

El Gobierno ha aprobado hoy el Decreto por el que se concede la distinción de Riojano Ilustre al empresario José Pedro Orío Cunchillos, de acuerdo con la Ley 1/2001, que regula los honores, distinciones y protocolo de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Esta Ley establece que el título de Riojano Ilustre es la más alta distinción personal que puede otorgar el Gobierno de La Rioja a quien, gozando de la condición de riojano según el Estatuto de Autonomía de La Rioja, se haya destacado por sus méritos relevantes, especialmente por su trabajo y/o aportaciones culturales, científicas, sociales, políticas o económicas en beneficio de la Comunidad.

Con esta distinción, el Gobierno desea expresar públicamente el reconocimiento de toda la sociedad riojana a la importante labor de difusión de nuestra Comunidad que ha desarrollado José Pedro Orío, quien siempre ha hecho ‘bandera de nuestra tierra’, de hecho es el patrocinador del trofeo taurino ‘Vestido de luces Rioja y Oro’ que se concede al triunfador de la Feria de San Isidro. Orío es un excelente embajador de La Rioja, gran colaborador del Centro Riojano en Madrid y con su ‘riojanismo’ ha contribuido a engrandecer el nombre de La Rioja y atraer a personalidades a nuestra tierra, siempre de forma generosa y discreta.

Además, ha logrado aumentar el atractivo y valor añadido de La Rioja con los innovadores productos de panadería que ha puesto en el mercado y la exquisitez de la pastelería que elabora, contribuyendo a la creación de nuevos negocios.

José Pedro Orío Cunchillos, nacido en Herce en 1944, inició su actividad profesional en el mundo de la panadería y bollería en 1981, con la apertura en Madrid de la primera Boutique del Pan en España, y tras dedicar varios lustros de su vida a otras actividades profesionales.

Esta primera boutique, que continúa abierta en la actualidad, revolucionó el sector de la panadería en nuestro país y sigue siendo un referente para todos los nuevos establecimientos. Entre las novedades que ha implantado este gran emprendedor y empresario riojano destaca la fabricación de masa de bollería congelada, producto que, al no requerir personal especializado para su acabado final, dio pie al inicio de numerosos negocios familiares, como puntos calientes de venta de pan y bollería.

También introdujo en el mercado el denominado pan precocido, propiciando el despegue de otros negocios (bocadillerías y sandwicherías), y hasta 2003 suministró a una gran parte de la hostelería madrileña y puntos del resto de España desde la fábrica que construyó en 1993 en Alalpardo (Madrid). Otro producto totalmente innovador creado en 1997 por el panadero riojano es el pan precocido envasado en atmósfera modificada.

En la actualidad, José Pedro Orío dirige la empresa VIRCAR PANIFICADORA, constituida con sus hijos mayores, y cuenta con un obrador de pastelería en Algete (Madrid) para atender los 9 establecimientos que posee en Madrid capital. Además, en 2008 inauguró una planta de gran superficie en Salamanca del Jarama, desde donde suministra sus productos a clientes como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Eroski, Sigla, Berlys, Sánchez Romero, Caprabo e Ikea, entre otros.

Como presidente de la Asociación de Panaderos de Madrid, cargo que compaginó durante 16 años con la vicepresidencia de la Confederación Nacional de Panadería, José Pedro Orío creó la primera escuela homologada de Panadería. Además, por su experiencia en el sector ha sido requerido para dar conferencias en distintos países, como Brasil, Argentina, Perú, Chile y Rusia, además de España y Portugal.

Por otra parte, su compromiso social le ha llevado a colaborar activamente con la organización benéfica ALDEAS INFANTILES S.O.S, brindando a los madrileños la oportunidad de degustar el roscón más grande del mundo, que como tal figuró en varias ocasiones en el libro Guinnes de los Récords.