28 de diciembre de 2000

El Gobierno de La Rioja cederá, por un periodo de cinco años y de forma gratuita, el uso de la Planta Piloto de Compostaje de Pradejón a la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón, una entidad sin ánimo de lucro que agrupa a la práctica totalidad de cultivadores de champiñón de La Rioja. Las condiciones de cesión de la planta, gestionada hasta ahora por el Gobierno de La Rioja, quedarán reguladas en un Convenio de Colaboración que suscribirán próximamente ambas partes, según lo acordado esta mañana por el Ejecutivo regional, que ha facultado para dicha firma al Consejero de Turismo y Medio Ambiente.

La Planta de Pradejón fue construida, junto a tres vertederos controlados de residuos de champiñón, con carácter experimental, como un centro piloto de reciclaje de la materia orgánica o compost procedente del cultivo de la seta y el champiñón para su posterior uso como abono principalmente en la agricultura y en otros sectores como el forestal, los suelos y la jardinería. La firma de este Convenio anulará el que firmaron las mismas entidades en 1996, puesto que su contenido integra y supera las previsiones de aquel, en virtud del cual los champiñoneros se comprometieron a reservar un 10% del residuo generado para alimentar la planta piloto y a depositar el resto en los vertederos controlados.

El traspaso efectivo de la gestión de la Planta por parte de la Dirección General de Calidad Ambiental a la Asociación de Cultivadores tendrá lugar en un plazo de dos meses a partir de la firma de dicho Convenio.

El cesionario, además de asegurar el funcionamiento de la planta y correr con los gastos de su gestión, también se comprometerá a sellar y restaurar los tres vertederos controlados de residuos de champiñón ubicados en Pradejón, Ausejo y Autol al final de su vida útil. Además, esta entidad deberá proponer al Gobierno una solución transitoria al vertido de este tipo de residuos en concordancia con lo marcado en la directiva comunitaria de vertido (que cada vez vaya menos porcentaje de residuos orgánicos a vertedero en favor del reciclaje y la valorización de la materia orgánica) hasta que la instalación sea capaz de absorber todo el volumen de los mismos generado por el sector en La Rioja, unas 250.000 toneladas anuales.

Por su parte, el Gobierno de La Rioja se reserva el derecho a desarrollar cuantos proyectos de I+D y de conservación de la biodiversidad decida llevar a cabo por sí mismo o en colaboración con terceros.

Finalmente, con el fin de coordinar las actuaciones conjuntas que son objeto de este Convenio, cuya finalidad no es otra que lograr la correcta gestión de estos residuos agrícolas, se constituirá una Comisión de Seguimiento que estará formada por el Director General de Calidad Ambiental, el Presidente de la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón, el Jefe del Servicio de Gestión y Control Medioambiental y un miembro designado por dicha Asociación.