10 de noviembre de 2006

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el reglamento que desarrolla la Ley 5/2002, de Protección del Medio Ambiente de La Rioja, en los aspectos referidos a los instrumentos de prevención medioambiental: la evaluación de impacto ambiental, la autorización ambiental integrada y la licencia ambiental.

Este reglamento, que entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja, establece las licencias o autorizaciones medioambientales que necesitan los proyectos, actividades e instalaciones susceptibles de generar daños al medio ambiente, con carácter previo a su ejecución o puesta en marcha.

La nueva norma asume la legislación básica del Estado en la materia que, a su vez, ha incorporado diversas directivas comunitarias. El reglamento contiene 62 artículos, estructurados en cuatro títulos, una disposición adicional, dos transitorias, una derogatoria y dos finales, así como cinco anexos.

Una de las principales novedades de esta regulación es que los tres instrumentos de prevención son excluyentes, es decir, un proyecto, instalación o actividad, en caso de que tenga incidencia en el medio ambiente, estará sometido a evaluación de impacto ambiental o a autorización ambiental integrada y ya no requerirá licencia ambiental.

Los proyectos, actividades e instalaciones que se sometan a evaluación de impacto ambiental deberán ser visados por un colegio profesional y el estudio debe contener una descripción del proyecto y una estimación de residuos vertidos y de emisiones; alternativas y justificación de la solución adoptada; inventario ambiental; evaluación de los efectos; medidas previstas para eliminar o reducir los efectos ambientales; y un programa de vigilancia ambiental.

La autorización ambiental integrada se precisa para los proyectos y actividades que tienen una mayor incidencia medioambiental. Esta resolución integra todas las autorizaciones sectoriales existentes en materia de vertido de aguas residuales, producción y gestión de residuos, emisiones a la atmósfera, protección de los suelos y seguridad industrial.

Finalmente, se someten a licencia ambiental todas las actividades no sujetas a las autorizaciones anteriores, pero susceptibles de originar daños al medio ambiente o producir riesgos a las personas y bienes.

Las dos primeras resoluciones son competencia del Director General de Calidad Ambiental, mientras que las licencias ambientales competen a los Alcaldes.