7 de julio de 2006

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley de Fundaciones y su posterior remisión al Parlamento de La Rioja. Esta nueva ley permitirá contar con una regulación propia que tenga en cuenta las peculiaridades, necesidades e intereses de la Comunidad Autónoma de La Rioja y facilite la promoción, constitución y funcionamiento de las fundaciones que realicen sus actividades en su ámbito territorial.

La redacción de esta nueva norma se incluye dentro de la apuesta del Gobierno de La Rioja por impulsar políticas dirigidas a propiciar el desarrollo de las fundaciones como un instrumento canalizador de actividades de carácter comunitario o social que tratan de mejorar aspectos concretos de la sociedad.

Las fundaciones son organizaciones constituidas por voluntad de sus creadores, no tendrán ánimo de lucro y su patrimonio quedará afectado de modo duradero a la realización de fines de interés general.

La Ley parte del concepto de fundación para regular su proceso de constitución, órganos de gobierno, patrimonio y funcionamiento. El texto profundiza en aspectos concretos como la naturaleza y contenido de los bienes dotacionales y patrimoniales adscritos a la fundación y su modo de valoración, y se prevé la composición y funcionamiento del órgano colegiado de gobierno de la fundación, el patronato.

La Ley pretende dotar de mayor agilidad y eficacia la acción de gobierno del patronato de las fundaciones, para lo cual se regula el régimen jurídico previsto para la delegación, representación y apoderamiento y, además, se introduce una nueva forma de aceptar el cargo para los miembros del patronato que pasen a formar parte del mismo con posterioridad a su constitución, bastando la certificación de su secretario con el visto bueno del Presidente. Asimismo, la nueva norma da cabida a la figura del gerente.

La nueva norma prevé la intervención de la Administración riojana mediante el ejercicio del protectorado; se define el contenido y el alcance de la función administrativa de tutela y control de las fundaciones que ejerce el Gobierno de La Rioja, y prevé los principios de actuación y funcionamiento del protectorado.

Otra de las novedades incluidas en la Ley es que incluye la creación del registro público de fundaciones de ámbito riojano en el cual se inscribirán todas las fundaciones que desarrollen fundamentalmente sus actividades en La Rioja.

La Ley de Fundaciones consta de ocho títulos, tres disposiciones adicionales, una disposición transitoria y dos disposiciones finales.