16 de febrero de 2001

El Gobierno regional ha aprobado el proyecto de Ley de Turismo de La Rioja con el fin de ordenar, promocionar y planificar el turismo en nuestra región y establecer los instrumentos de inspección y sanción en este sector. Además, esta norma, por su rango de Ley, dará cobertura legal a futuras disposiciones que regularán, de manera específica, las actividades y servicios del turismo en La Rioja.

Una de las principales innovaciones de la Ley es que establece la necesidad de aprobar, por parte de la Consejería de Turismo y Medio Ambiente en coordinación con las entidades locales, un Plan General de Turismo para planificar el desarrollo turístico de La Rioja.

El Plan describirá los recursos turísticos existentes y otros susceptibles de ser explotados en el futuro y los criterios para compatibilizar su uso y conservación; la oferta de servicios e infraestructuras actual y la que se consideraría conveniente; los objetivos, instrumentos y acciones de promoción y fomento; las previsiones del coste económico que conllevaría ejecutar este Plan General, y los planes parciales y programas específicos para desarrollarlo.

El Plan de Turismo también deberá reflejar las características de las zonas que puedan llegar a ser calificadas como "áreas turísticamente saturadas", junto con las acciones correctoras previstas.

Otra de las novedades de esta Ley es la nueva regulación del Consejo de Turismo de La Rioja, que se adscribirá a la Consejería de Turismo y Medio Ambiente, con el objetivo de dotar a este órgano colegiado de una mayor operatividad y una mayor representatividad del sector.

Asimismo, esta norma recoge los conceptos y definiciones básicas establecidas por la Organización Mundial del Turismo en el ámbito internacional y define los objetivos y el ámbito de aplicación de la Ley, cuyos preceptos se aplicarán a las actividades, profesiones, entidades turísticas no empresariales, usuarios y recursos turísticos de La Rioja, a la Administración y a todos aquellos que presten servicios turísticos en el ámbito de la Comunidad Autónoma.

Del mismo modo, la Ley determina los derechos y obligaciones de los usuarios o turistas y de los proveedores de servicios turísticos.

Otro de los aspectos de la Ley es la ordenación de oferta turística de la Comunidad, para lo cual establece unas normas generales para la concesión de autorizaciones y crea el Registro de Proveedores de Servicios Turísticos, que controlará la Consejería de Turismo y Medio Ambiente. Además, clasifica las distintas actividades que conforman el sector turístico especificando los requisitos que deben cumplir las empresas de alojamiento, de intermediación turística, de restauración, de información turística, las profesiones turísticas y otras actividades complementarias.

En lo referente a la promoción, el documento legal determina las acciones y herramientas de fomento del turismo y propone la puesta en funcionamiento de una Sociedad Mercantil de titularidad pública, objetivo ya cumplido con la reciente creación de la Sociedad de Desarrollo Turístico de La Rioja, S.A.

Finalmente, esta norma regula la inspección y el régimen sancionador, que tipifica las infracciones y las sanciones correspondientes en cada caso, con multas que oscilan entre 10.000 y 33.000 pesetas en el grado mínimo y pueden alcanzar casi los10 millones de pesetas en el caso de las sanciones muy graves. Las inspecciones y sanciones afectarán a los proveedores de servicios turísticos, empresas, establecimientos, profesionales del sector o cualquier persona que preste servicios turísticos.

El texto legal se estructura en 5 títulos y consta de 54 artículos, una disposición adicional, 3 transitorias, 2 finales y una derogatoria de la Ley 5/1990, de 29 de junio de Inspección, Infracciones y Sanciones en materia de Turismo y del Decreto 11/94 de 24 de febrero, sobre regulación y ordenación de los alojamientos turísticos en Posadas de La Rioja.