3 de marzo de 2006

El Gobierno de La Rioja ha aprobado mediante Decreto la Oferta de Empleo Público de la Comunidad Autónoma de La Rioja para 2006, que contempla 358 plazas vacantes de funcionarios docentes y de Administración General, personal laboral y estatutario. La oferta fue aprobada en la Mesa General de Negociación, el pasado 1 de marzo, con el respaldo de los sindicatos CSI-CSIF, UGT, CCOO y STAR.

Además, con el fin de reducir la temporalidad en el empleo, el Gobierno de La Rioja ha aprobado también un proceso extraordinario de consolidación de empleo que incluye en total 40 plazas vacantes. Se considera empleo temporal de carácter consolidable aquellos puestos de trabajo ocupados por personal interino o laboral temporal desde antes del 31 de diciembre de 2000. La consolidación de empleo fue aprobada por la Mesa General de Negociación con el apoyo de CSI-CSIF, STAR y el Comité de Empresa.

En total las plazas ofertadas en 2006 serán 398, la mayor oferta de empleo público de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Los objetivos de esta convocatoria son reducir la tasa de temporalidad y fomentar la carrera profesional y la estabilidad de los empleados públicos de la Administración riojana. Asimismo, se pretende mejorar la capacitación del personal para prestar los servicios al ciudadano de una manera más eficaz.

De las 398 plazas aprobadas, 201 corresponden a la Administración General, 85 a personal docente, 83 a personal sanitario y 29 a laborales.

Con el objetivo de fomentar la carrera profesional de los trabajadores de la Administración riojana, se han convocado 75 plazas de Administrativo A.G. para la promoción interna de Auxiliares de A.G. por el sistema de concurso oposición.

La Oferta de Empleo Público, que se refiere tanto al ámbito de los funcionarios (docentes y de Administración General), como al personal laboral y estatutario, incluye una reserva de 19 plazas para personas con discapacidad.

La ejecución completa de la Oferta de Empleo Público de este año y del proceso de consolidación situaría la tasa de temporalidad en el 7,9 por ciento en los empleados de la Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Esta cifra se sitúa por debajo del objetivo del 10 por ciento que se fijó en la Declaración de Murcia suscrita en el seno de la Comisión de Coordinación de la Función Pública y también es inferior al 8 por ciento recomendado por el Defensor del Pueblo.

El Decreto aprobado se atiene a los criterios recogidos en la Ley 3/1990, de 29 de junio, de Función Pública de la Comunidad Autónoma de La Rioja y en la Ley 8/2004, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el año 2006.