30 de noviembre de 2001

El Gobierno de La Rioja ha aprobado la segunda modificación de carácter técnico del Decreto 92/1995 que regula la modalidad de bingo acumulado en el ámbito de la Comunidad Autónoma. Con esta modificación, aprobada mediante Decreto, el Ejecutivo pretende adaptar dicha modalidad de juego a la cambiante realidad socioeconómica registrada en el territorio nacional en este ámbito.

El juego del ingo acumulado es una modalidad del tradicional juego del bingo, que introduce premios adicionales a los ya existentes de "línea" y "bingo". El nuevo premio se obtendría con la consecución del bingo ordinario, es decir, los quince números que integran un cartón, con un mínimo de bolas extraídas, que oscila entre 38 y 42, según la categoría y el porcentaje de los premios. Esta variante del juego del bingo incluye un premio complementario que consiste en la obtención, por parte del jugador que resulte premiado con el bingo ordinario, de un premio adicional en un porcentaje de la reserva, para la consecución del bingo acumulado.

Los cambios aprobados en este Decreto afectan principalmente a aspectos técnicos de la modalidad referidos a la adjudicación de premios. De este modo, se reduce la cuantía del premio del bingo acumulado, que pasa de 3 millones de pesetas a 6.000 euros (998.316 pesetas), y la cuantía de la reserva del bingo acumulado, que pasa de 3 millones de pesetas a 12.000 euros (1.996.632 pesetas).

Asimismo, se modifica la cuantía del premio complementario, que pasa de 300.000 pesetas (el 10% de la reserva del bingo acumulado que era de 3 millones de pesetas) a 1.200 euros y 1.800 euros (10% y 15% de la reserva), a elegir por la empresa titular de la sala. Con el fin de adecuar a las nuevas cantidades las reservas del bingo acumulado existentes en la actualidad, las empresas titulares entregarán con carácter transitorio un premio complementario de 1.200 euros (199.663 pesetas) dos veces por semana.

El objetivo de estas medidas es reducir el premio acumulado en favor de un mayor número de premios complementarios

Por otro lado, el nuevo Decreto modifica el porcentaje del valor facial de los cartones reservado a premios en cada partida, que pasa del 69% al 68% (10% para el premio de línea, 55% al de bingo y 3% al de bingo acumulado), y mantiene el porcentaje de cada cartón destinado al pago de Tributos (20%).

La modificación en la distribución de los premios reproduce la tendencia reguladora de otras Comunidades Autónomas, como Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León y Madrid, que ya cuentan con una distribución similar a la propuesta en este Decreto (68%), y se acercan a Comunidades como Cataluña, País Vasco, Galicia y Valencia, donde las empresas titulares de salas de bingo gozan de un porcentaje todavía mayor.

La primera modificación técnica que experimentó el Decreto 92/95 se derivó de la propia práctica y desarrollo del nuevo juego. El cambio consistió principalmente en reducir el número de bolas para obtener el premio del bingo acumulado.